30 de junio de 2020
30.06.2020
Levante-emv
El comentario del tiempo

Mensajes marinos II

30.06.2020 | 04:15
Mensajes marinos II

La Comisión Europea ha adoptado recientemente un informe relativo a la Directiva Marco sobre la estrategia marina, el cual revela que, si bien la normativa de la UE en materia de protección del medio marino es una de las más amplias y ambiciosas de todo el mundo, persisten problemas como el exceso de nutrientes, el ruido subacuático, la basura de plásticos y otros tipos de contaminación, además de la sobrepesca. El informe «Mensajes marinos II» de la Agencia Europea de Medio Ambiente, que también se ha publicado hoy, refuerza este mensaje.

El informe presenta una imagen contrastada de la situación de los mares de Europa. Casi la mitad de las aguas costeras de Europa está sometida a una fuerte eutrofización. Aunque las normas de la UE que regulan los productos químicos han tenido como consecuencia la reducción de contaminantes, ha aumentado la acumulación de plásticos y residuos químicos en la mayoría de las especies marinas. Gracias a la política pesquera común de la UE, casi todos los desembarques en el Atlántico Nororiental proceden de poblaciones sanas, pero no ocurre así en el Mediterráneo, donde son necesarios más esfuerzos.

El informe «Mensajes marinos II» de la Agencia Europea, que contribuye al análisis de la Comisión, pone de manifiesto que el uso tradicional y presente de nuestros mares está pasando factura en forma de cambios en la composición de las especies y hábitats marinos, y en la composición física y química de los mares. Sugiere también soluciones que pueden ayudar a la UE a alcanzar su objetivo de unos mares limpios, sanos y productivos, principalmente mediante una gestión basada en los ecosistemas. Añade que existen signos de recuperación de los ecosistemas marinos en algunas zonas como consecuencia de esfuerzos considerables, que a menudo han llevado décadas, encaminados a reducir determinados efectos, como los causados por los contaminantes, la eutrofización y la sobrepesca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook