30 de junio de 2020
30.06.2020
Levante-emv

Series y mujer

30.06.2020 | 20:32
Series y mujer

"El cine ha matado a multitud de personajes, pero sobre todo a la mujer" sentenció Áurea Ortiz Villeta que, completamente vestida de negro y con un medallón plateado sobre el escote, mostró su relevante ilustración en el ámbito audiovisual mediante una clase magistral titulada: La violencia de género en la ficción audiovisual, evento que congregó a numeroso público en un aula de paredes lilas sembradas de imágenes enmarcadas del Colegio Mayor Rector Peset, presentación auspiciada por EDAV (Escritores-as del Audiovisual Valenciano) y en la que Ortiz repasó títulos míticos y series triunfadoras.
¿Por qué la contemplación de cuerpos de mujer es elemento central en el mundo del espectáculo?
En La criada, serie emplazada en un estado teocrático donde "La mujer es reducida al cuerpo", hasta la específica lectura del código de colores logra "Mensajes potentísimos" planteando fehacientemente la posibilidad de que lo reflejado puede suceder "Es una serie que la ves y te duele". Margaret Atwood, novelista canadiense y miembro de Bird Life International (protección de las aves y sus hábitats), autora de la novela ya ha escrito la continuación de este fenómeno audiovisual. ¿Quién duda que series y cine plasman cuanto la mente humana puede tramar y las fuerzas de la naturaleza desatar?
"Hannibal Lecter se comía a cualquiera". El miedo seduce y devora. ¿Acaso cualquier terror no tienta a la masa mientras esta se sepa a salvo? En El fotógrafo del pánico el personaje principal es un asesino degenerado, alguien que "Filma a las mujeres cuando las mata", una película que materializa la propia esencia del cine donde es "Indisociable el pánico del éxtasis". En La dalia negra se muestra el cuerpo desmembrado de una mujer observado por un grupo de hombres, son "Imágenes que nos traen más imágenes a la cabeza" y forman parte del innúmero archivo cinematográfico en el que la mujer ha sido ¡objeto! ineludible.
El vampiro de Dusseldorf, es definido como un clásico mientras que El cebo, film sobre asesinatos de niñas, manifiesta lo que la sociedad esconde en sus más tenebrosos trastornos. Desapariciones de niñas y adolescentes conforman el archivo de funestos casos policiales no resueltos inspiradores de no menos siniestros guiones. Morbosidad afilada subyace tanto en la realidad como en la ficción donde "El ochenta por ciento son asesinos de mujeres, y la mayoría de cuerpos asesinados son mujeres". Ortiz durante su conferencia apuntó al respecto que "La gente hace hasta excursiones" al lugar donde se encontraron los cadáveres de las niñas de Alcasser, "¡Algo denunciable!".
Muchas son las filmaciones actuales que otorgan roles infrecuentes a la mujer en el audiovisual, "En las series hay muchísimas mujeres investigadoras". Mavi Doñate, periodista aragonesa y reportera en Asia-Pacífico, en su capítulo titulado: Operación Ispas: Las mafias rumanas de la prostitución, inserto en el libro España negra de Rafael Jiménez, cita a la agente Bravo y su notable empatía para con la adolescencia, algo que resultaría valioso en el caso de menores rumanas secuestradas y forzadas a prostituirse bajo el yugo de la explotación y la violencia que ejerce el proxenetismo organizado en España, tanto nacional como foráneo, destacando grupos criminales de Europa del Este, Paraguay, Nigeria y Brasil.
¿Por qué no se desmantelan esas redes, sus clubes y los denominados hoteles que utilizan?
Algunas series tienen como parte alícuota del elenco las localizaciones, tal como sucede en El guardián invisible donde el bosque mitifica, "Un entorno de cuento de hadas" para historias crueles y sanguinolentas. Otras series denominadas procedimentales, bajo una visión mercantil, cierran cada trama en su respectivo episodio por considerarlo rentable apuntalando a su audiencia en el seguimiento de las y los protagonistas, algo similar a cuanto sucede en otros ámbitos donde discursos y guiones se esfuman manteniendo la atención del pueblo en la espectacularidad de golpes de efecto programados. Nunca de un mal guion se puede hacer una buena película. "Deberíamos apostar, y ella también (Cayetana Álvarez, portavoz del PP), por una línea de desescalada verbal" declaraba el presidente de Castilla León (Alfonso Fernández Mañueco) a la Cadena Ser. Rancios seriales políticos de enredo empiezan a no interesar al público que accede fácilmente a propuestas más innovadoras. ¡Estamos en el siglo XXI señorías!
"La serie es excelente como artefacto". Sin duda. Mediante ella el mensaje se va clavando hasta alcanzar el tuétano multitudinario utilizando para ello cuanta herramienta se requiera. Encuadres, picado, contrapicado, y demás técnicas logran que hasta la víctima pueda llegar a ser, o no ser, considerada como tal por un público hambriento de argumentos intensos y exposiciones controvertidas, fiel reflejo de la sociedad consumista audiovisualmente amaestrada.
Nicole Kidman en Big Little Lies, producida por la actriz y promotora de sororidad en el orbe cinematográfico Reese Wittherspoon, retoma sus mejores tiempos interpretativos; la historia es de una mujer que mediante ayuda psicológica identifica su maltrato a pesar de que "Ella también es violenta en el momento sexual". En You, el personaje masculino "Es un maltratador de manual", un papel en el que hasta el actor se siente incómodo y "Se estaba replanteando seguir haciendo el personaje". Las chicas del cable, de manufactura española, se puede catalogar como "Una serie de amor y lujo, de amores contrariados, un cuento de hadas" en la que una de los personajes femeninos es víctima de maltrato. Midhunter "¡Es interesantísima!", presenta a una mujer lesbiana como cerebro del trío indagador, basada en alguien real, donde hasta "Los títulos de crédito son importantísimos" porque definen la línea del producto. The fall, "Lleva más allá el concepto de mujer investigadora" con arrestos suficientes para ejercer su posición de poder a pesar del acoso diario, alguien que utiliza explícitamente la dignidad femenina en cualquier cruce de palabras con algún compañero al que "Explica las verdades de la vida" desde la posición de mujer policía ejerciente de su libertad; "Esta no tiene trauma, investiga y manda". Law?der realiza un "Tratamiento de la mujer como víctima". Criminal Minds (Mentes criminales), al ser cadena generalista "No te van a mostrar un cuerpo como lo están serrando".
Thelma&Louise estuvo "Levantando ampollas en su momento"; film oscarizado en mil novecientos noventa y dos en cuatro categorías, relata la escapada de dos mujeres, tal como pueden hacer los hombres, a lo que el conservador público escocido replicó: "¡Llegan estas dos y hacen lo mismo!". Por otro lado apuntar que en el imperio cinematográfico "Superhéroes gais no hay y superheroínas lesbianas tampoco". ¡En las series sí! En V de Vendetta se refleja una sociedad subordinada, adocenada en la ignorancia y el miedo sujeta a dictámenes transmitidos por pantallas. "Papá ¿qué le pasa a la tele?" pregunta una niña ante las interferencias que preceden al mensaje disidente de V. ¿Quién y qué hay tras esas pantallas que pergeñan poderosos mensajes? Reed Hastings, fundador y CEO (Oficial Ejecutivo en Jefe) de Netflix, gigante del streaming (distribución digital de contenidos multimedia) puede transformarse en un "masacrador" de series televisivas.
"¿Acaso no es una característica del sistema postotalitario el que, en todos los niveles de la jerarquía del poder, las individualidades estén esculpidas cada vez más sin rostro, que sean marionetas y lacayos con el uniforme del ritual y de la rutina del poder?", (El poder de los sin poder, obra escrita por el dramaturgo y activista en pro de los derechos humanos y la democracia Václav Havel).
¿Qué proyectan las pantallas? Todo define. Preguntando al escritor gestalguino Alfons Cervera sobre lo que hace en periodos de confinamiento domésticos, este respondía que, además de leer, "Viendo películas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook