03 de julio de 2020
03.07.2020
Levante-emv

Así fue, ni para extrañarse ni para asustarse

04.07.2020 | 00:46
Así fue, ni para extrañarse ni para asustarse

Ahora, que tenemos que seguir con la máxima Prudencia, los comportamientos civilizados para impedir los rebrotes del Covid-19. Y tenemos que lograr la Reestructuración socio-económica de nuestro país.
Las actitudes de la derecha del PP, y la ultraderecha de VOX, con sus acusaciones a Pedro Sánchez y al Gobierno, de todos los desmanes sucedidos en España desde los Iberos y los Celtas, me invitan a escribir porque no es para extrañarse, ni para asustarse. Son la derecha y la ultraderecha, que más fascistas, ya no pueden ser.
Se trata de dar a conocer las circunstancias que hicieron posible, la Transición de la Dictadura a la Democracia, para mejor comprender porque algunos personajillos, hacen las críticas que hacen a la Transición, o se les olvida deliberadamente, que el fascismo en España, no desapareció de la misma manera que lo hizo en Europa.
Y me parece, más que necesario, conveniente, recuperar en honor a la verdad, lo que sucedió en nuestro país, para que no haya lugar a críticas "NO MERECIDAS" a nuestra Transición, ni para extrañarse, por lo que sucedió, ni para asustarse, de no sé yo, de cuantos errores que no se cometieron, pero que algunas mentes obtusas le adjudican. Se trata más bien, para comprender cómo fue.
Porque en Europa, el fascismo, fue derrotado y barrido militarmente, detenidos, juzgados, condenados y ejecutados sus líderes, que fueron colgados en Nuremberg, y en otros sitios, otros, mientras que en España, y esto es algo que no podemos olvidar, acabamos con la Dictadura Franquista, con el fascismo, después de muerto el Dictador en su cama.
Y es verdad que las grandes luchas obreras en vida del Dictador y después de muerto, se fueron extendiendo, continuaron y abrieron paso a la Democracia en España, y fueron sin lugar a dudas, el movimiento sindical que formaban CC.OO y la UGT, las que demostraron, que la continuidad del franquismo, como se intentó, sin libertades no era posible.
Pero junto a esas luchas, fue fundamental una alianza, no declarada, pero tácita, concebida entre la izquierda de este país, el PCE y el PSOE, la oposición democrática y una parte del franquismo, que fueron los reformistas del franquismo organizado.
Y se tuvo que hacer así, porque la Guerra Civil y la represión, habían dejado condiciones, en las cuales, no había quien planteara - salvo el PCE y algunos grupos - la tarea de derribar al franquismo.
Lo que se planteaba, por la oposición democrática, era reemplazar como máximo, sustituir lo que había, porque la tarea de derribar la Dictadura, no existió más que en una minoría, que nunca fue, suficientemente fuerte para romperla.
Pero, aprovechando una brecha que se produjo en el bando franquista, en un momento en que la burguesía española necesitaba entrar en la Unión Europea, en un momento donde la burguesía necesitaba unirse al proceso de globalización capitalista que se desarrollaba, empezaron a desarrollarse una serie de preguntas, y es que, una de ellas, la más clara y contundente era, que la existencia de la Dictadura era una dificultad muy grande, enorme, para el desarrollo económico.
Y esa posición de la burguesía española, fue la que unió a los reformistas del franquismo, incluso a algunas gentes de la oposición, esa fue la brecha que se aprovechó, para poner fin al régimen fascista y para abrir un proceso democratico en España.
Y se sabía, que por ese camino, las cosas serían más largas, que la Democracia española, tendría equis defectos, que no sería una Democracia tan pura y tan limpia, como la que se había logrado en otros países, con la derrota militar del fascismo y la ejecución de sus dirigentes.
Y esa fué, y además era, la única manera de salir de una Dictadura a una situación Democrática, en la cual las fuerzas progresistas, las fuerzas ya legalizadas, pudieron ponerse en tanto a partir del tiempo, y el sufrimiento de nuevas generaciones, a actuar en un nuevo marco de Libertades y de Democracia, que había estado prohibido por la Dictadura durante 40 años.
Y claro, que en ese momento tan importante para España, y los españoles, ya se comprobaba cuán dura y difícil era la derecha carpetovetónica, que teníamos, y que hoy aún lo sigue siendo, en el 2020. Una derecha profundamente reaccionaria, no comparable con la derecha europea.
Porque en España, tenemos una derecha, que a fuerza de mentiras y manipulaciones, a pesar de su corrupción como se ha demostrado judicialmente la culpabilidad del PP en numerosos casos, como organización, y por la ignorancia de un sector de ciudadanos que la han votado, y por ello, siguen ocupando escaños en el Congreso de los Diputados.
Y con su estrategia política, tanto la del PP como la de VOX , lo único que persiguen desesperadamente, es la destrucción de las fuerzas de izquierda y que actualmente configuran el Gobierno Progresista PSOE - Unidas - Podemos, así como del Presidente Pedro Sánchez.
Por todo ello, y como la verdad es siempre revolucionaria, y fue la que fue, porque no podía ser otra. Los españoles tenemos que seguir apoyando a los partidos que forman el Gobierno y a sus propuestas para el inicio de la reconstrucción económica y que la lluvia de millones para los sectores más afectado sea una realidad .
Y ahora más que nunca, si queremos terminar con esa derecha recalcitrante, que representan los Casado y Abascal y sus partidos, con su recontar cadáveres, propio de una vocación funeraria permanente, y de su estrategia de su NO invariable, a todo lo que propone el Gobierno.
A mi me parece, que todos los grupos parlamentarios del Congreso, deberían aceptar, que en un Parlamento tan plural, como el que tenemos en la Carrera de San Jerónimo, lo importante de sus actuaciones, es sacar entre todos adelante, a nuestras empresas , el empleo y la protección a los más necesitados .Y de esa obligación política del parlamento, nadie se puede escaquear con infantilismos o intereses que no son los de los españoles ni los de España.
Y para que ello vaya adelante, es decir España, y los españoles, las actitudes de algunos grupos deberían desprenderse actualmente de sus reparos que no sirven para nada útil, afirmando..."Si está este partido, yo no firmaré el acuerdo".
Esas actitudes infantilistas, no tiene razón de ser, porque los acuerdos van a ser necesarios, para la reconstrucción del país tras la pandemia, y para la aprobación de los Presupuestos para el 2021 .
Y con la "Aritmética Parlamentaria"que tenemos, con 13 partidos, estos se tienen que meter en la cabeza, que es necesario para que la alta Institución de la Soberanía Nacional, desarrolle sus funciones, que se necesita la llamada "Geometría Variable", que no es otra cosa que, la negociación y el pacto como vía para alcanzar los "Acuerdos pluripartidistas" que hagan posible nuestra reconstrucción económica, que es lo fundamental y que hay que impulsar en nuestro país, así como la aprobación de los presupuestos 2021.
Y como eso es asi, donde no hay cultura de pactos....hay que instaurarla. Porque la esencia de la Democracia, digo yo, es el diálogo, el pacto con diferentes, y el acuerdo. Quien no entiende esto, está muy confundido. Y en nuestro país, hay dos partidos que ni lo entienden....y ni quieren entenderlo, a tenor de sus mentiras y amenazas, patrióticas, son el PP y VOX., que se les ve muy confundidos.
Claro que con el PP y VOX, yo creo que ni están, ni se les espera, para ningún acuerdo. Porque lo suyo, PIENSO YO, es acabar con la izquierda progresista, con el Gobierno y con todos los españoles que el Covid-19 no ha podido,.... si les dejamos.
SON LOS DE SIEMPRE: LA ULTRADERECHA
Así lo creo y así lo digo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook