13 de julio de 2020
13.07.2020
Levante-emv

No fueron elecciones generales

14.07.2020 | 00:52
No fueron elecciones generales

Los resultados de las recientes elecciones, celebradas en las Comunidades Autónomas, de Galicia y el País Vasco, han reafirmado al los respectivos Gobiernos que venían gobernando con Alberto Núñez Feijóo en Galicia e Iñigo Urkullu en Euskadi.
De hecho, esa realidad indiscutible, lo que ha venido han confirmar, han sido las tradicionales conductas de los respectivos electorados, desde el inicio de la Transición Democrática del 78. Galicia ha votado desde Manuel Fraga, al PP, y así ha continuado haciéndolo, sin que aparezcan para un futuro, cambios en la decisión del pueblo gallego.
Y la misma actitud se ha manifestado en el País Vasco, donde el PNV ha visto confirmada la continuidad de Iñigo Urkullu como Presidente.
Estos resultados, en mi opinión, han venido a demostrar que en esas Comunidades, las dificultades para articular una verdadera alternativa política de Gobierno tanto en Galicia como en Euskadi, no va a ser una tarea fácil a corto plazo.
Sin embargo, otras lecturas realizadas por los politólogos y medios en la misma noche al conocerse los resultados obtenidos, han sido en mi opinión un falseamiento de la realidad, ya que atribuir a los resultados un hipotético rechazo a la política del Gobierno de Coalición PSOE- Unidas-Podemos, han sido y son unas opiniones falaces al tratar de atribuir culpabilidades al Gobierno del país, por su gestión ante la Pandemia.
Es, creo yo, una pretensión bastante confusa la que se ha dado de los resultados . Porque lo que se han votado eran unas elecciones a dos Comunidades, no han sido unas elecciones Generales. Y aunque parezca de perogrullo el indicarlo, creo que bien se merece el recordarlo. Porque no hay ni un solo gramo de verdad, en las afirmaciones que se han hecho de lo resultados alcanzados en ambas Comunidades, en la misma noche del recuento electoral.
Que el PSOE, en Galicia no haya obtenido un resultado que no le ha supuesto ningún incremento del número de diputados en el Parlamento Gallego y se quedase con los 14 diputados que tenia, no puede, salvo una intencionalidad manifiesta, de no ser objetivas, atribuirlo a las culpabilidades de la Política del Gobierno de Pedro Sánchez.
Los gallegos, han votado al PP, en su Comunidad, a la misma derecha, que votaron cuando lo hicieron a Manuel Fraga y ahora representa Nuñez Feijóo. Y no lo hicieron porque el Gobierno de España lo hiciera mal en su gestión. Porque no eran unas elecciones generales lo que se votaba, y por lo tanto , la culpabilidad al Gobierno de Pedro Sánchez que le han atribuido determinados politólogos y medios, son una excelente manera de prácticar el terrorismo informativo, aunando mentiras para desestabilizar al Gobierno del País.
Las razones de los resultados, son otras a mi juicio que quiero destacar, porque hay que corregir. Es el papel diario de cada organización política, de los partidos que ocupan la función del Gobierno, del conjunto a militantes y simpatizantes, que hacen una pobre actividad de difusión y defensa de las actuaciones del Gobierno, lo que aparece que la política solo es tarea en exclusiva del mismo. Y así, no se ganan nuevos votantes ni afiliados, a la organización del partido. Eso es un factor que se produce en todas las organizaciones, y creo que se debe de corregir, pues parece que la tarea de hacer política, solo les corresponde a los que ocupan cargos en las instituciones, los Diputados y senadores y los miembros del Gobierno. Y ese es en mi opinión, el factor negativo que en política se paga, y los gallegos se lo han cobrado no votando mayoritariamente al PSOE en estas elecciones.
Esta misma lectura, es la que ha hecho posible los resultados de Unidas- Podemos, que han confirmado un serio descalabro de la organización, casi desaparecida del Parlamento Gallego, porque casi ha desaparecido su actividad militante. Quienes buscan hipotéticas contradicciones, en que el PSOE no ha capitalizado la caída de Podemos, y se haya erigido como alternativa con margen para ampliar su electorado en ambos territorios, no va a encontrarlos. Están equivocados ó interesadamente confundidos.
La realidad es que no se ha votado la gestión del Gobierno PSOE- Unidas -Podemos , y se ha votado lo que tradicionalmente se ha votado , al PP , a la derecha en Galicia , y al PNV que es el partido de la burguesía vasca. Naturalmente también de derecha.
Inventarse otras lecturas, para culpabilizar al Gobierno de Pedro Sánchez, es una falacia más que viene a sumarse a la campaña de desestabilización del Gobierno,por parte de la derecha y que yo no comparto.
El problema es, a mi juicio, que cuando se está gobernando, y por muy bien que se gobierne, las organizaciones políticas que están gobernando, como es el caso del PSOE y de Unidas -Podemos no pueden relajarse en la tarea diaria de explicar y de convencer a los ciudadanos de la justeza de la acción del Gobierno. Porque es así como se ganan las elecciones, y como en nuestro caso los intereses de los trabajadores y de los más necesitados los que mejor tendremos garantizados nuestros derechos e intereses apoyando electoralmente al Gobierno progresista PSOE- Unidas -Podemos.
Es es la mejor lucha que hay que impulsar, porque "La peor lucha es la que no se hace"
Y cómo: "El nacionalismo, es un invento de la burguesía para dividir al proletariado" dijo Karl Marx. Mejor no sigo, yo espero que algun dia cuando se enteren los gallegos y los vascos, voten a los de su clase.
Así lo pienso y así lo digo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook