Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dulce Melita

Olivia de Havilland permanece para siempre ligada al personaje de Melania Hamilton, la dulce Melita, cuñada y rival de Escarlata O'Hara, que encarna la bondad, la lealtad y la abnegación en "Lo que el viento se llevó" ("Gone with the Wind"), frente al temperamento arrebatador de Escarlata, que no logra robarle a Melania el afecto de Ashley. Ambas quieren al caballero sureño, poco valiente pero de un aplastante sentido común. Ashley prefiere la calidez sosegada de Melania al torbellino de emociones que le ofrece Escarlata. Por muchos papeles que haya encarnado De Havilland, en ninguno refleja de forma tan veraz su empatía con los valores de una sociedad ya inexistente. Para poder interpretar a Melania, Olivia suplicó permiso al jefe de su estudio, Jack Warner, para que la "prestara" a David O. Selznick. "Melania pasa por la guerra, tiene hijos, muere... Atravesaba todo tipo de experiencias, un gran espectro de emociones humanas fantástico para interpretar y yo estaba deseando hacerlo", dijo la actriz. Acertó. Melania y Olivia ya van juntas en la eternidad, con la tierra roja de Tara como trasfondo.

Compartir el artículo

stats