08 de agosto de 2020
08.08.2020
Levante-emv

Ojalá la República fuera el objetivo

08.08.2020 | 23:26
Ojalá la República fuera el objetivo

La otra mañana como cada día escuchaba a ese gran comunicador que es Carlos Herrera y, a cuenta de la polémica salida del país del Rey Emérito, Don Juan Carlos, decía algo muy sensato: "pero, ¿quién no es republicano? Si cualquiera de nosotros diseñáramos un país desde cero quien pondría al frente de él a un Rey..".

Más o menos están fueron sus palabras y la verdad es que me hizo pensar su reflexión que venía obviamente precedida de una defensa al servicio que Don Juan Carlos ha hecho por nuestro país durante su reinado y que ahora está en tela de juicio. Es verdad, mucha gente sin ser monárquico de corazón y menos aún de pensamiento valora positivamente esta institución por el servicio que Don Juan Carlos ha prestado a nuestro país durante los últimos 40 años.

Efectivamente muchos de nosotros, nacidos como yo en 1970, que apenas recuerda ver morir a Franco cuando contaba 5 años de edad, que tengo mis primeros recuerdos de el Rey dirigiéndose a las Cortes Generales franquistas pidiéndoles que se inmolaran, al papel del monarca como jefe supremo de las Fuerzas Armadas desactivando el Golpe de Estado de 1981 , etc€

Pues bien muchos hemos sentido simpatía y afecto por la institución de la Corona de la mano de Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía no olvidemos tampoco su papel de acompañante discreta pero siempre en su sitio.

En este país la Monarquía ha jugado un papel muy importante como moderador desde la Jefatura del Estado; sabedor el Rey de las escasas atribuciones que la Constitución ( los políticos) quisieron atribuirle pese a ello en los momentos más delicados ha estado siempre en su sitio.

Por eso ahora ese no casual ajuste de cuentas con el Rey Emérito no debería menospreciarse como si tan solo la cabeza que trata de servirse en bandeja de plata fuera la suya . Es más el Rey Felipe VI que ha tenido que tragar este sapo como ya les ocurriera a su padre y el con el caso Urdangarín , primer gran envite a la Casa Real , debe ser consciente que ahí no quedará la cosa.

Hay una máxima en política y es que cuando se entrega la cabeza de un colaborador en realidad has perdido un amigo y el enemigo no satisfecho tiene menos camino que recorrer hasta ti€

Por eso cuando se ha pedido a veces la dimisión de un conseller o de un ministro a veces sorprende al gran público que se le sostenga de manera casi numantina, y es por eso, porque su entrega supondría la desaparición de una defensa y el siguiente objetivo sería el de arriba€
Y eso me temo le pueda pasar a nuestro Monarca, si no está convenientemente arropado por el resto de instituciones el siguiente objetivo será el porque no nos engañemos no no jugamos tan solo un cambio de Rey, incluso de modelo Constitucional.

¿Alguien duda de que el verdadero propósito no es desmantelar la España Constitucional? No hay que observar la hoja de ruta que algunos han ido aplicando en los últimos años con la ayuda a veces involuntaria por ser bien pensado por ejemplo del expresidente Zapatero y otras de forma voluntaria como el actual Presidente Sánchez que sumido en una ola de autocomplacencia hace lo que haga falta para seguir viviendo este sueño en vida.

El afán por reescribir la historia reabriendo costuras entre las dos Españas mediante la Ley de Memoria Histórica insisto seguramente con un origen bien intencionado pero con una ejecución pésima, plagada de revanchismo, y culminado con la telegénica salida en directo de la momia de Franco.

El nacimiento de Podemos desde los platós de una cadena de televisión pasando por unas acampadas hasta dotar a una fuerza política en fulgurante decadencia electoral en la que más cotas de poder ha tenido jamás con los peores resultados proporcionalmente.

No me extraña que la mala gestión llevada a cabo por nuestro Gobierno en los orígenes de la pandemia y la peor reacción que está teniendo en esta segunda oleada cargue de argumentos a quienes piensan que algo está pasando y no por casualidad ya que las consecuencias económicas que esta crisis sanitaria va a acarrear a nuestra sociedad no tiene precedente sino en la Guerra Civil. Y en ello se generará un caldo de cultivo propicio a los intereses de quienes quieren agitar la coctelera del modelo de nación.

Por eso volviendo a mi reflexión inicial, ¿es la República el objetivo de esa hoja de ruta que tan cómodamente algunos están ejecutando gracias a la cómoda mayoría social y política anestesiada todavía desde que como dice un amigo mío "éramos ricos y famosos " antes de la Crisis del 2008?

Pues no, me temo que no, esto es más profundo, sabemos perfectamente cuál es el paradigma y los referentes de algunos que no habitan en lejanos desiertos, y ojalá la instauración de la tercera República fuera el objetivo .

No nos engañemos que el modelo de quienes están en ello no es la democracia parlamentaria , no hay más que ver cómo actúa en su propio partido el líder de Podemos cada vez que ha salido una voz disidente.

El movimiento ocupa que jamas había tenido tanta fuerza (y respaldo institucional) como principio de cuestionamiento del derecho a la propiedad, el ansía por abanderar una prestación social no contributiva que hace años ya existe en nuestro país y que ahora se pretende extender sin demasiado control y criterio, el azote a las instituciones como la Monarquía o la Iglesia Católica, incluso a los medios de comunicación privados y consensos constitucionales que han funcionado con gran eficacia como la enseñanza concertada son algunos ejemplos de cómo se está tratando descoser lo que tanto costó tejer con paciencia y generosidad de nuestros mayores esos a los que ahora está pandemia se está llevando por delante€

O la Sociedad reacciona ( reaccionamos ) y en la figura del Rey Felipe y La Corona vemos lo mucho positivo que esa institución ha aportado a nuestra convivencia , a nuestra democracia social en la que varías generaciones hemos nacido, nos hemos educado, hemos ido a universidades públicas y hemos encontrado nuestro trabajo meritoriamente, hemos creado un hogar con esfuerzo, con hipotecas bancarias, y hemos fundado una familia en la cual depositamos nuestras esperanzas de que nuestros hijos mejoren los recibidos o me temo que algunos seguirán su hoja de ruta €y la República no será el mayor de nuestros problemas€

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook