09 de agosto de 2020
09.08.2020
Levante-emv
EL MIRADOR

Torres vigías, faros y arrecifes artificiales en busca de un turismo sostenible

09.08.2020 | 22:31
Torres vigías, faros y arrecifes artificiales en busca de un turismo sostenible

Teniendo una red de torres vigías, algunas por restaurar, faros y espacios marinos propicios para crear arrecifes artificiales, se trataría de sacarles partido y de relacionar las torres vigías y los faros existentes en nuestro litoral con posibles arrecifes artificiales, en donde se pudiera desarrollar una acuicultura extensiva, dándole un sentido turístico, pesquero y de acuicultura con el fin de potenciar nuestro entorno privilegiado, que cuenta con un patrimonio natural, cultural y gastronómico de gran valor. Y que se puede llegar a convertir en un producto turístico, educativo y de producción con proyección nacional e internacional, y generando nuevas vías de ingresos, empleo estable y complementario a las actividades tradicionales del mar. 

Su justificación se basa en que se ajusta a tres programas.

A los objetivos del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) (2014-2020) y también a su artículo 30 sobre diversificación y nuevas formas de ingresos: «El FEMP podrá financiar las inversiones que contribuyan a la diversificación de los ingresos de los pescadores mediante el desarrollo de actividades complementarias, incluidas las inversiones a bordo, la pesca-turismo, restaurantes, servicios medioambientales relacionados con la pesca y actividades educativas en materia de pesca».

Al Plan Estratégico Nacional Diversificación Pesquera y Acuícola (Diverpres) (2013-2020), elaborado por la Dirección General de Pesca, en el que el turismo figura como una de las líneas de actuación prioritarias. 

Y al Plan Estratégico Plurianual de la Acuicultura Española 2014-2020, presentado por la Secretaría de Pesca del Magrama.
Este proyecto se podría incluir dentro de la Política Marítima Integrada (PMI) como un uso compatible con otros en espacio y tiempo y que generaría una actividad saludable innovadora que quiere recordar los usos tradicionales y de antaño de nuestra línea de costa conjugados con los nuevos: submarinismo, pesca, barcos de recreo, fotografía, etcétera.

Desde un enfoque medioambiental y de crecimiento azul se pretende una estrategia a largo plazo de apoyo sostenible a los sectores marinos y marítimos de nuestra costa alicantina. Motor a su vez de una economía innovadora y en crecimiento que aporta un gran número de puestos de trabajo y de un valor añadido bruto muy elevado

La Estrategia de la PMI consta de tres componentes: a). Conocimiento marino para mejorar el acceso a la información sobre el mar; b). Ordenación del espacio marítimo para garantizar una gestión eficaz y sostenible de las actividades en el mar; c). Vigilancia marítima integrada para que las autoridades tengan una mejor apreciación de lo que pasa en el mar.

Este proyecto se integraría en lo que busca la Comisión de la Unión Europea, que está invitando a los Estados miembros, las regiones, la industria y otras partes interesadas a implementar la recomendación y el protocolo de gestión costera integrada, desarrollar pautas para minimizar los impactos sobre la biodiversidad y mejorar los beneficios de la recreación y el turismo en áreas protegida, desarrollar la adaptación al cambio climático en las zonas costeras y a desarrollar y promover el ecoturismo y otros productos de turismo sostenible. 

Con este proyecto de relacionar torres vigías, faros y arrecifes artificiales se está procurando promover una oferta innovadora, sostenible y de alta calidad. Estamos en busca de integrar usos y espacios dentro de la Infraestructura Verde con el fin de ofertar productos atractivos y sostenibles que ofrezcan experiencias únicas y personales dentro del turismo costero.

Se puede recordar el Proyecto Odisea que valoriza el potencial económico del turismo costero, rutas culturales y actividades innovadoras de navegación a través de instalaciones costeras innovadoras y antiguas rutas marítimas. Así recuperaríamos nuestra historia costera y la proyectaríamos hacia el futuro internacionalizándola también con la creación de aulas culturales.

Así mismo, la creación de arrecifes artificiales en donde el espacio marino lo permita atraería en ellos y en su entorno un turismo interesado por los deportes acuáticos, la pesca recreativa, la navegación, el windsurf y el buceo que llenarían los espacios de un turismo que no depende de las temporadas.

Este proyecto, que necesita de los poderes públicos y privados, de relacionar nuestras torres vigías, faros y potenciales arrecifes artificiales sería una esencial distinción de nuestra industria turística competitiva y sostenible. Siempre primando la seguridad, la alta calidad con la finalidad de fidelizar un turismo que busca algo más que lo que se ha venido ofertand

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook