Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

carmen perez novo

A su salud

Carmen Pérez Novo

Alimentación adecuada en el embarazo

Alimentarse, no es sólo comer; hay que hacerlo de forma equilibrada, y si esto es algo que deberíamos tener en cuenta en cualquier época de la vida, especialmente tendría que llevarse a cabo durante el período gestacional, ya que de ello va a depender el correcto crecimiento del feto. El embarazo, por tanto, exige un aporte energético equilibrado, en cuanto a calidad y cantidad, que asegure un desarrollo fetal normal e impida el consumo de las propias energías maternas. Por tanto, es un buen momento para mejorar la dieta y abandonar algunos hábitos poco recomendables, como la costumbre de cenar cualquier cosa, desayunar tan solo un café con leche por la mañana o abusar de la comida preparada. Por eso, todas las mujeres gestantes, deben tener esto muy presente y cuidar de forma esmerada su alimentación, incluyendo en su dieta una mayor proporción de los alimentos que resultan más saludables, como verduras, pescado y fruta. Y ello es así, ya que no se trata de comer más, sino de hacerlo mejor y optar por alimentos saludables y de calidad. Por tanto, además de hidratos de carbono y proteínas, es necesario aumentar la cantidad de frutas y verduras, ya que son una de las mejores fuentes naturales de vitaminas y minerales, sobre todo, ácido fólico, hierro, calcio, cuyas necesidades aumentan considerablemente durante el período gestacional. Y algunas de cuyas propiedades resumo a continuación. Vitamina A: aumenta la resistencia a las infecciones, mantiene en buen estado los dientes y mucosas, tejidos blandos y óseos y proporciona flexibilidad a la piel. Vitamina B1: ayuda a convertir los alimentos que se consumen en energía. Vitamina B2, importante para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo. Vitamina B6: importante para mantener la función neurológica normal, producir anticuerpos, necesarios para combatir las enfermedades y producir la hemoglobina. Vitamina C: necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Hierro: utilizado para fabricar la hemoglobina, proteína de los glóbulos rojos, que transporta el oxígeno de los pulmones a distintas partes del cuerpo. Calcio: ayuda a formar y proteger dientes y huesos. Acido fólico: es una vitamina B, vitamina B9 ,y el cuerpo lo utiliza para producir células nuevas. Junto con la vitamina B12 y la C descompone, utiliza y crea nuevas proteínas. Previene el riesgo de malformaciones congénitas a los descendientes de la gestante.  

Compartir el artículo

stats