Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

candau

Raso y junto al palo

Julián García Candau

Bernardo Ruíz, primer podio español en el Tour

Hace setenta años, en 1951, Radio Montecarlo cantó los dos triunfos de Bernardo Ruiz Navarrete en el Tour. Bernardo, natural de Orihuela, se hizo ciclista llevando sacos de cereal en bicicleta. Fue profesional cuando comenzó a destacar en carreras de jóvenes. La Vuelta a Valencia, que entonces llevaba el apelativo del Frente de Juventudes, lo lanzó a la fama nacional. Después llegaron los triunfos nacionales e internacionales y en 1951, ganó dos etapas y acabó noveno en la clasificación francesa. Un año después no venció en ninguna, pero terminó tercero en la general, detrás de Fausto Coppi y Constant Ockers y delante de Gino Bartali, Jean Robic y Fiorenzo Magni. Fue el primer español en el podio del Tour. Bernardo fue en aquellos años el gran ídolo del ciclismo nacional. Hoy sigue luciendo la insignia de oro y brillantes del Valencia Club de Fútbol.

Ahora que los aficionados presencian cuanto ocurre en las carreteras y las altas cumbres gracias a la televisión, es bueno recordar que el decano de los ciclistas, cercano ya al centenar de años, sigue estando en la memoria de los niños que lo tuvimos como el más valioso de nuestros cromos. Fue el primer español en el podio del Tour. En aquellos años eran muy pocos los periodistas españoles que seguían el Tour. Uno de ellos, Jacinto Miquelarena, que fue corresponsal en Paris de ABC, donde se suicidó en el metro, trajo al lenguaje ciclista la palabra «grimpeur» y dejó para la literatura deportiva su definición del Tour como «la serpiente multicolor».

Bernardo, triple campeón de España en ruta y una vez de Montaña, ganador de etapa en el Giro, ganador de la Volta, a Romandía, a Castilla y la clásica de los Puertos, estuvo siempre como maestro incluso en el equipo nacional que corría el Tour. Facilitó con una estratagema, que Poblet ganara la última etapa, que terminaba en el Parque de los Príncipes. Fue director de Salvador Botella, primer español en liderar el Giro y en este puesto llevó a Angelino Soler a vencer en la Vuelta de 1961, con 21 años, record de edad que aún no ha sido superado. Bernardo lo condujo con acierto a ganar etapas en el Giro, a terminar sexto en el Tour a ser figura en Italia. El Pipa, apodo de Bernardo, era figura obligada para las carreras post Tour en las que ganaba sus mejores dineros. Como vencedor de la Vuelta percibió 17.000 pesetas.

Bernardo era el más intuitivo, el más inteligente de los ciclistas de la época. En la pelea entre Loroño y Bahamontes ayudó al primero y le hizo ganar la Vuelta. Sabía cuando debía atacar y ello le valió ganar la etapa Clermont Ferrand- Bive después de recorrer ochenta kilómetros en solitario. En esta etapa invirtió 6,45,20 horas lo que mostraba hasta qué punto tenían que esforzarse los corredores de entonces, El equipo, aunque nacional, aún no se corría por marcas, sólo disponía de un coche y cada ciclista llevaba atado al sillín el tubular con el que reponer un pinchazo. En esta época el Tour contó con el mejor de los mecánicos españoles, el valenciano Vicente Martínez, conocido como «El Belga» que tenía su taller en el Llano de Zaidía.

La etapa Briançon- Aix les Bains la acabó Ruíz con notable ventaja sobre el pelotón e invirtió 6,45, 24, horas. En 1951, Tour que ganó el suizo Hugo Koblet, terminó noveno, a 45,55. En esa edición con Bernardo corrieron, Emilio Rodríguez, Dalmacio Langarica y José Masip.

En 1952, fue tercero en la general detrás del «campeonísimo» Fausto Coppi y el belga Constant Ockers. Como tercero acabó a 34,38. Décimo en la general fue el mallorquín Antonio Gelabert y también acabaron Serra, Massp, Trobat y Gil. Éste era español que residía en Francia.

Bernardo fue el capitán de la selección valenciana en los campeonatos de España por selecciones regionales y ayudó a los corredores de la época como los citados Botella y Soler y a Pérez Llácer lo llevó al Tour. Coincidió con Luis Puig, que dirigió equipos nacionales. Éste, posteriormente, fue presidente de la Unión Ciclista Internacional. Fueron los años en que el ciclismo tenía su centro en Valencia.

Compartir el artículo

stats