Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ferran Monegal

Tú y yo somos tres

Ferran Monegal

Homenaje sin arte y mucho cotilleo a Concha Velasco

Concha Velasco y Andreu Buenafuente.

Concha Velasco y Andreu Buenafuente.

Contentos con el «Lazos de sangre» dedicado a Concha Velasco en TVE-1 seguramente lo deben de estar. Han conseguido un 11,7 de cuota de pantalla, tres puntos por encima de su propia media mensual.

Mirado así, ¡aleluya y adelante! Yo discrepo de arriba abajo. La gran tele pública de este país no puede aspirar a ser como la sucursal de un fast food donde solo cuenta la cantidad de hamburguesas que venden y no la calidad gastronómica que dan.

Se suponía que este «Lazos...» era un homenaje a Concha Velasco. Una visión global, 360 grados, sobre su fértil y extraordinaria trayectoria que abarca todos los escenarios: teatro, cine y televisión. Pero lo que hemos visto han sido dos horas largas dedicadas casi en su totalidad a repasar los novios, los amoríos, o su turbulenta vida de casada. Su matrimonio con Paco Marsó ha ocupado buena parte del trabajo. También el anecdotario de sus relaciones amorosas, con José Luis Sáenz de Heredia, con Juan Diego, con Fernando Arribas.

O sea, más que mirar y explicarnos el arte de Concha como gran actriz, lo que han hecho ha sido escarbarle -en tono cariñoso, eso sí- el cuerpo de cintura para abajo. Por las pantallas del fondo pasaban unas grabaciones, un loop como dicen los expertos, con imágenes de obras importantes que a lo largo de su vida ha interpretado. Pero era solo una decoración para rellenar. La base argumental era el cotilleo sobre su casuística amatoria o matrimonial.

La gran Concha Velasco de Filomena Marturano, dirigida por Adolfo Marsillach, obra de Eduardo de Filippo que en el cine inmortalizaron Sofia Loren, Vittorio de Sica y Marcelo Mastroianni; la gran Concha Velasco de Las arrecogias del beaterio de Santa María Egipcíaca, la tortura de Mariana Pineda enfrentada al absolutismo de Fernando VII, donde trabajó codo con codo con Pilar Bardem y María Luisa Ponte; la gran Concha Velasco de «Teresa de Jesús», serie de Josefina Molina en la propia TVE ... , de todo eso, y muchísimo más, nada.

Estrábico, equivocado ejercicio el de TVE-1. Desesperados, buscan audiencia sin reparar en el método empleado. No han hecho un trabajo de altura, de servicio público, cultural, sobre Concha Velasco. Se han quedado en la zona baja. Estas labores las hacía mucho mejor T-5 cuando emitía «Hormigas blancas». Allí ya sabías de antemano que la vulgaridad estaba garantizada.

Compartir el artículo

stats