Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esquivel

La ventana

Francisco Esquivel

Nuestra película

Tras proyectarse en Venecia, una página web recogió críticas diseminadas por ahí de la última peli de Almodóvar. Para «Variety» se trata de «lo mejor que ha hecho desde “Todo sobre mi madre”. Una pieza decaradamente seria, tan honestamente esculpida y emocionalmente realista que no hay distancia entre el público y lo que pasa en la pantalla». Según David Rooney, en «The Hollywood Reporter», «no alcanza las capas intrincadamente entretejidas de sus mejores trabajos, aunque nunca deja de ser fascinante ahora que el director entra en la quinta década de una carrera que sigue sólida». Stephanie Zacharek, crítica de la revista «Time», finalista a los Pulitzer y casada con un crítico cinematográfico, o sea que debe desconectar poco, subraya que «en sentido histórico es la cinta que ahonda más de lo habitual en el dolor del pasado de su país trazada con infinita ternura». Cerremos el recorrido en el Reino Unido, ahora que tantas fatigas pasan para que el personal se acerque, donde «The Guardian» detecta «una película turbulenta en “Madres paralelas”. Sus ingredientes no siempre encajan, pero es tan generosa de espíritu que quejarse sería una grosería». La propia página en la que me hallo advertía que había que esperar al estreno en España para saber la opinión de Boyero. Ya está, aunque se suponía dado que han convertido el encono en un clásico: «Después de “Volver”, todo su cine me parece impostado y la nueva me provoca tedio además de ser oportunista». El colega me mata y me gusta cómo escribe; el cineasta no me mata salvo en tres/cuatro de las suyas y me gusta cómo filma. Al critico que más cobra le da igual que sus análisis no sirvan de guía al lector y al cineasta más internacional le cuesta asimilar que un pavo no le haga la ola. Sin embargo, algo me dice que ambos están orgullosos del papel que representan. Y los espectadores ni les cuento. Cuanta más sangre mayor es el deleite. El resto del orbe alucinará al no haber escarbado lo suficiente. Pero a ver si se enteran de una vez. Eso somos nosotros.

Compartir el artículo

stats