Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olga Ibáñez-Martín

REFLEXIONES

Olga Ibáñez-Martín

La patria y el patriotismo vistos desde la izquierda

Creo que para hablar de patriotismo en España lo primero que hay que hacer es conocer la historia de nuestro país. Cuando se produjo la Guerra Civil por el alzamiento militar en contra de un estado soberano y legítimo, reconocido internacionalmente, se hizo diciendo que los gobernantes del Frente Popular eran «los enemigos de España» y «que estaban llevando a España a la ruina» de forma que el alzamiento era necesario para evitarlo y «salvar España». Hoy, los actuales líderes de la derecha española dicen exactamente lo mismo de los miembros del gobierno de la izquierda. Es decir, el argumento es el mismo que hace 85 años y podéis verlo en la mayoría de intervenciones de Pablo Casado y de Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados así como de otros miembros de sus partidos.

En España, la derecha ha desarrollado toda una retórica a lo largo de esos 85 años acerca de lo que es ser patriótico, de las gestiones públicas que respetan y defienden la patria, de cómo se demuestra el sentimiento de patria y todo lo que se salga de ese manual no escrito de lo que es ser buen patriota es no querer a tu patria y a tu país, es «ser un traidor» con España. Así, la aversión de la izquierda a la bandera no es un rechazo a la patria sino un rechazo a aquellos que se han apropiado de la patria, y también de la bandera, diciéndoles que la patria son sus costumbres, sus valores y sus políticas y que si quieren la patria respetarán todo ese esquema ideológico porque otra cosa no es posible porque va en contra de lo que es la patria. En resumen, la derecha ha echado a la izquierda diciéndole que sus ideas y sus políticas no caben en la patria porque son antipatrióticas. Un ejemplo claro de esto serían los movimientos animalistas los cuales son tachados de ir en contra de la cultura española porque «ser español es ser taurino». Este mismo ejemplo puede aplicarse a los republicanos que son acusados por la derecha de «ir en contra de España y querer destrozarla» eliminando la Monarquía que es una institución «tradicional propia de la cultura Española que hay que respetar». La derecha habla y simboliza no a España sino a su España. Sin embargo, a través de este tipo de discursos la derecha ha conseguido que la izquierda, y en general, toda la sociedad española hayan hecho una asimilación de la bandera nacional con la bandera de la derecha.

La izquierda española está diciendo basta. Basta de que le digan cómo debe entender y sentir la patria y basta de que le digan cómo debe gestionarla. Todos los políticos actuales de la izquierda tales como Íñigo Errejón, Pablo Iglesias, Yolanda Díaz o Pedro Sánchez están redefiniendo la patria en sus términos y de acuerdo a sus ideas, valores y políticas deseadas. En general, la izquierda defiende una idea de patria plurinacional, ecologista, feminista, socialmente justa, solidaria y abierta en la que cabemos todos y todas porque para ponernos de acuerdo contamos con todo un entramado de instituciones basadas en una regla principal, la de la mayoría, la democracia. Es otra idea de patria que no es peor que la idea de patria de la derecha a menos que sigamos definiendo patria y sentimiento patriótico en los términos que le han sido adjudicados por la derecha durante estos 85 años.

Compartir el artículo

stats