Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

alberto soldado

VA DE BO

Alberto Soldado

La Champions de Llargues, más que un deporte

Fue en los finales del verano de 2011 cuando el parque Antoniutti de Pamplona acogió la fase final de la I Coupe des clubs Champions, de Llargues. La Federación Navarra fue la encargada de la organización. Los clubes campeones de las regiones europeas donde se mantiene esta especialidad ocuparon aquel precioso espacio recuperando para el viejo Bote Luzea de los valles vasco-navarros el espacio perdido en el transcurrir de los siglos. Allí se exponía mucho más que una competición deportiva, pues mil deportes hay con más practicantes, con más audiencia, con más popularidad. Allí se reivindicaba el juego de los héroes deportivos de tiempos pasados, desde Perkain a Simón de Arraioz, desde el Roig de Alcoi al Xiquet de Llanera. Se reivindicaban los históricos desafíos entre vascos y valencianos disputados en Cartagena o Madrid. Se testimoniaba el afecto al juego más popular en todos los pueblos de España y de media Europa. Hace unos días se recuperaba el juego a largo en Buñuel, en la Ribera del Ebro, en la plaza principal, y aparecía en el precioso reportaje de la ETB, la investigación sobre escritos que certificaban la popularidad del juego en el siglo XVII, con las consabidas prohibiciones que de nada servían. Se jugaba en la calle, como se jugará este fin de semana en Parcent, Vall de Laguar y Orba, enclaves de La Marina valenciana donde ha pervivido el sagrado fuego de esta tradición y donde niños y mujeres no necesitan clases para entender el concepto de les ratlles.

La historia de la Champions es la historia del éxito de los sentimientos en favor de lo heredado. Todavía recordamos la alegría del equipo de El Campello, capitaneado por Martínez, al conquistar la primera edición en tierra tan entrañable unida a la tradición del Juego de Pelota. Todavía recordamos la torre humana del equipo de Kerksken en la final de la plaza del Ayuntamiento de Valencia de 2012 incapaces de restar los saques del añorado Álvaro de Tibi. ¿Respetará la reforma de la Plaza del Ayuntamiento el espacio para el Joc de Pilota?

Tras aquellos dos primeros años llegó la supremacía belga con el fabuloso equipo de Kerksken capitaneado por Benjamin y con el fabuloso resto de Sam. Tres títulos consecutivos. Por dos años más siguió la supremacía belga con Thuelain y Baasrode en las finales de Alfara del Patriarca y Donostia. Después, en las dos ultimas ediciones la balanza se inclinó de nuevo hacia los valencianos de Benidorm, en la cancha de Vicente Pérez Devesa y de Parcent, en la inolvidable experiencia de La Toscana italiana. La Champions ha visitado tierras belgas, francesas, holandesas, vascas, italianas y valencianas. El pasado año la pandemia nos privó de este espectáculo.

Este año, todo comenzará con una ceremonia inaugural a las 19 horas del viernes en Parcent; las partidas clasificatorias en la mañana del sábado en las tres sedes y se reserva para la matinal del domingo las semifinales y la final en la Calle de l’Era de Parcent, cuyo club aspira a revalidar su supremacía europea.

Compartir el artículo

stats