Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

alberto soldado

VA DE BO

Alberto Soldado

De las calles a los parques

Cuando en el callejón del Tio Posaero de mi pueblo jugábamos contra la pared y la falta la señalaba el bordillo de la acera, o cuando en la escuela del pueblo jugábamos contra un muro que sostenía un pasillo cubierto contra la lluvia, sabíamos que jugábamos a pelota a mano. Los mayores, los domingo y festivos, jugaban en la calle, a lo largo, en mi pueblo a Galocha, en otros, a Llargues y en otros, al raspote, pero nosotros aprovechábamos cualquier muro. Teníamos nuestras propias reglas. Pero igual pasaba con el fútbol. Las porterías eran dos piedras. La altura, hasta donde llegasen las manos. Ganaba el que metía el último gol.

De las calles a los parques

Cuando jugábamos a pelota, nadie podía imaginar que en el Central Park de Nueva York también jugaban como en el callejón del Tio Posaero, ni la razón que podía alcanzar aquellas mentes y aquellos conocimientos, sin internet ni nada parecido, podrían imaginar que algún día los mejores jugadores de aquel juego espontáneo fuesen profesionales en USA, que algunas grandes marcas apoyasen sus torneos y que el candidato demócrata a alcalde de Nueva York apoye la presencia de este deporte popular en el camino hacia las olimpiadas. Sabe que hay miles de votos entre los miles de practicantes que se extienden desde el Este al Oeste.

Este fin de semana, los mejores del mundo, entre los que se encuentra el valenciano Sacha y las valencianas Mar, Victoria o Mónica, se han reunido en Tavernes Blanques. El número uno de los Estados Unidos, Tywan Cook, máximo favorito, no ha querido perderse este torneo que impulsado desde Valencia se ha convertido en referente mundial, en un verdadero campeonato del mundo pues está avalado por la CIJB y la renovada WWBA, unidas, junto a la Asociación de Juegos Gaélicos en llevar la pelota a las olimpiadas. No ha defraudado el norteamericano, que ha ganado con solvencia en una verdadera exhibición. Tampoco ha defraudado Sancha, que le ha plantado cara en la final. Ha destacado la gran victoria de Mar de Bicorp, que confirma ser la mejor de este deporte. El torneo ha sido posible gracias al apoyo de las instituciones valencianas con la colaboración de Caixa Popular y El Corte Inglés. Aquel juego de niños en el callejón del Tio Posaero, o sea tan valenciano como cualquier otro, es muy televisivo. Es el torneo que respeta el concepto de Igualdad. Los premios, generosos para los parámetros del Joc de Pilota, son iguales para ellos que para ellas.

La pelota a mano necesita unidad de acción, abrir sus horizontes en un mundo que nos guste más o menos se ha globalizado. Hoy conocemos juegos de pelota que perviven como tradición que hay que preservar como valor cultural. Y desde esos fundamentos confluir mundialmente en una modalidad sencilla, económica, inclusiva, capaz de integrar a niños y niñas, adolescentes, hombres y mujeres de cualquier edad. Puede practicarse, como pasa en el Central Park, en cualquier muro de cualquier parque… Quien no quiera verlo cierra los ojos al futuro.

Compartir el artículo

stats