Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esquivel

La ventana

Francisco Esquivel

Vaya con el viajecito

Conozco a un par de parejas que tienen previsto irse por primera vez juntas a un viaje del Imserso. Empezaron a hablar de la cuestión allá por julio y se ilusionaron con los posibles destinos sobre los que apenas tardaron en ponerse de acuerdo: Menorca, Ibiza o bien Las Palmas en función de la oferta. Como una de ellas debía ausentarse del domicilio a mediados de septiembre, la otra quedó encargada de vigilar el buzón propio, dar la voz de alerta si llegaba la comunicación para efectuar la reserva prevista para aquellas fechas y poner el dispositivo conjunto en marcha. Así llevan desde entonces puesto que en torno a las esferas gubernamentales ha venido deslizándose que al mes siguiente saldrían los envíos para los beneficiarios. Ni han salido ni los solicitantes se atreven a moverse.

  Uno de los cuatro se encuentra pendiente de una complicada operación, lo cual es un tanto por ciento muy moderado al punto que no debemos descartar que durante la eterna espera hacia la isla que finalmente fuese se cruce alguna otra dado que el plantel completo anda sumido en consultas varias. Otro de los pacientes del cuarteto fue en su día un escolar que, en cuanto llegaba la hora de la excursión programada del curso, su ansiedad por acudir era de tal grado que siempre caía enfermo. La ventaja ahora es que son tantos los achaques que angustiarse es inútil.

  Los hoteleros están al borde del síncope. Lo que les corresponde del programa consideran que es indignante y docenas de establecimientos que en estas fechas se nutren de él han cerrado hasta primavera dado que el último barómetro apunta a que los inscritos no podrán cumplir con el rito anual hasta finales de febrero. La parte contratante de la parte contratada deslizó que las precauciones por la pandemia es lo que ha retrasado el operativo, pero no han insistido porque saben de sobra que se les ve el plumero ya que no es la única ocasión en que se monta todo este baile. Mira eso que nuestros mayores se llevan por adelantado, tanto quejarse.

Compartir el artículo

stats