No quieren que este mensaje llegue a la opinión pública, parece que hay que decir que los transportistas son de Vox; parece que no quieren que se sepa que Podemos, Podem y Podem València está al lado de los trabajadores autónomos (muchos de ellos falsos autónomos o autónomos dependientes) que componen principalmente al sector de transportistas.

La gran mayoría son trabajadores aunque no lo ponga así en la casilla de la Seguridad Social, son trabajadores que fueron obligados a hacerse autónomos porque las grandes empresas de transporte para las que trabajaban anteriormente no querían pagarles como trabajadores, exactamente como los repartidores Riders. Ellos se compraron su camión, asumieron todos los gastos, perdieron los derechos de los trabajadores y hoy siguen asfixiados por esas grandes empresas que ahora les fijan los precios a los que deben cobrarles el porte. Además, les han reventado los descansos y les han impuesto jornadas interminables poniendo en riesgo su salud y la de todos. Recordemos que van al volante de maquinaria pesada, no hablamos de nimiedades. Esto es lo de siempre, los poderosos exprimiendo a los de abajo.

Llevan un año preparando este paro y ahora algunos interesados ultras han aprovechado la subida de los precios de los carburantes para diluir las justas reivindicaciones de los transportistas; al mismo tiempo al Ministerio de Transporte del PSOE, le conviene decir que es un paro que pretende tumbar al gobierno y que todos son ultraderechistas. Análisis de trazo grueso por todos los lados.

Este jueves aseguraban querer negociar simplemente dándoles ayudas y fijando el precio del gasoil (de la que se acaban beneficiando en su mayoría las grandes empresas). El autónomo no está representado en la Mesa Social y los medios te cuentan que te falta leche por culpa de los insolidarios transportistas, sin llegar al fondo de la cuestión, sin llegar verdaderamente a quid de la cuestión: un sistema logístico y de transporte injusto. Piden control e inspecciones para que no haya falsos autónomos, piden fijar mayores sueldos base, poder prejubilarse para no morir en la carretera y conservar los derechos adquiridos históricamente.

Podemos está lógicamente a su lado y sabemos que hay regular de una vez por todas de forma valiente todo este sector, como ya se ha hecho con la Ley de Cadena Alimentaria, porque la extensión de los derechos nos beneficia a toda la sociedad.

Sí se puede luchar por la dignidad laboral de este sector y el bienestar de las familias que dependen de él. Sí se puede, sin caer en análisis sesgados ni en las manos de ultras. Se puede regular, y se debe.