Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

alberto soldado

Tribuna

Alberto Soldado

La semilla del colectivo de la Safor

Un numeroso grupo de gentes amantes del Joc de Pilota, de esos que se comprometen sin mirar más intereses que los del propio deporte, han creado el Colectiu de la Pilota de La Safor. Vicent Malonda, un veterano impulsor, de la saga de una familia comprometida al ciento por ciento con la Pilota a Raspall, es uno de los ideólogos de la iniciativa. Le acompañan un amplio grupo de personas destacadas como el ex-profesional Galán y profesores entre los cuales vimos a Toni Martí, y gente del mundo del periodismo audiovisal como Saoret. También quiso estar presente Jose Cabanes, “Genovés II”, para escuchar y proponer.

LA SEMILLA DEL COLECTIVO DE LA SAFOR

Cada una de estas reuniones es alimento de ilusiones. Debatir, reflexionar y exponer siempre es positivo. En La Safor, donde el Joc de Pilota estaba presente en todos y cada uno de sus más de treinta pueblos se vive un proceso similar al de tantas y tantas comarcas valencianas donde la presencia del juego, prácticamente desaparecido de las calles públicas ha sufrido los efectos de encerrarse entre cuatro paredes.La pilota, que en tiempos lejanos era referente para los niños, la conocen y la practican ahora sólo los que van a escuelas y a las competiciones que organiza la Federacio de Pilota, desde edades bien tempranas,a través de los torneos de distintas modalidades y de los Juegos Deportivos de la Generalitat, cuya presencia se prolonga cuarenta años. Esta reunion de Bellreguard tendrá continuidad en Guardamar de La Safor. Hablan de constituir una asociación con personalidad jurídica. Uno piensa, y sueña, claro que sí, en que semilla plantada en Bellreguard nos de el fruto de más colectivos comarcales, que sean altavoces reivindicativos, que propongan a los municipios – pilares básicos en el proceso- la necesidad de recuperar espacios públicos, de organizar torneos locales, de visualizar la vertiente cultural de un deporte que necesita de ideas creativas y de libertad para recuperar el pulso perdido. Necesitamos personas que encuentren en el Joc de Pilota una motivación que satisfaga la necesidad constructiva de cada uno de nosotros.Hemos asistido estos días a dos partidas que han llenado los trinquetes de Guadassuar y de Benissa, impulsados por trinqueters profesionales e imaginativos, iniciativas que han movilizado a los aficionados, necesitados de revulsivos y hastiados de una rutina competitiva. Es necesario reflexionar sobre las competiciones de clubes, que necesitan de nuevos alicientes, de recuperar la presencia mediática perdida aprovechando el firmamento de las redes sociales. Muchos colectivos como el creado en La Safor se hacen necesarios porque este deporte necesita de personas interesadas en fomentarlo. Y todas ellas, desde cualquier posicionamiento, son necesarias. Aquí no se trata de ir todos juntos de la mano y uniformados, aquí de lo que se trata es de trabajar, cada uno en lo que considere mejor o se sienta más a gusto. Nos une la estima por el deporte heredado, eso nos une. El resto es diversidad, siempre libre y creativa, porque esa es la esencia y el legado que hemos de preservar. Ahora, además, temenos la suerte del impulse femenino, que ya es una ilusionante revolución.

Compartir el artículo

stats