Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Martí

Turistas, bicicletas y perros

No descarto una plataforma promoviendo declaraciones municipales de ZASMA (Zona Altamente Saturada de Mascotas)

Fuster, Reanu y Estellés

Algunos padres que se negaron a hacerse la orla universitaria en los finales de los ochenta celebran ahora fiestas de graduación del bachillerato público de sus hijos. Cumpliendo así el rito del haz, el que yo no me atreví, multiplicado por dos. La baja natalidad amenaza el equilibrio demográfico, aunque espero que la semana de cuatro días revierta el tema. Mientras tanto, las parejas jóvenes ensayan la paternidad con sus mascotas. Desconozco el censo oficial de perros en València, pero un simple trabajo de campo me conduce a pensar que estamos entre los primeros, como corroboran el amplio espacio que los lineales de los supermercados dedican a la gastronomía animal. La concentración perruna aumenta tanto en parques y jardines que no descarto una plataforma promoviendo declaraciones municipales de ZASMA (Zona Altamente Saturada de Mascotas). No es broma, en alguna área de columpios infantiles del centro hay más concentración de animales que de criaturas humanas. Y algunos juzgados ya han emitido las primeras sentencias de custodia compartida de perros tras la separación de sus cuidadores.

Colón.

Qué después de lo llovido todavía estemos lanzándonos a la cabeza propuestas sobre la calle Colón significa el grado de inmadurez alcanzado entre los ediles varios. La arteria comercial de València necesita una propuesta sólida y consensuada. La zona más franquiciada de la ciudad mantiene una intensa actividad diurna, mientras que parece una vía periférica por la noche. Una paradoja que indica el grado de combinaciones urbanas que pueden coexistir en pocos metros. Sin embargo, Colón hace tiempo que dejo de ser una calle local, la proximidad primero con la Estación del Norte y luego la parada del metro, han convertido el bulevar en una especie de ‘quinta avenida’ metropolitana. Las nuevas tendencias comerciales, donde las tiendas físicas actúan más de escaparate que de ventas, hacen que sería más oportuno una actuación donde el paseo y las transacciones fueran amablemente compatibles.

Visitantes.

Si todavía somos incapaces de ponernos de acuerdo en que plazas y calles peatonalizamos, ¿cómo vamos a ordenar el turismo? Nuestra primera industria porque afortunadamente la salida del sol no depende de nosotros. Desde hace semanas, València está llena de turistas, no solamente por Ciutat Vella, el Jardí del Turia y el paseo marítimo también. Incluso por la nueva zona de Corts Valencianes donde la oferta hotelera ha tirado de la hostelera. Todo indica que será un buen verano turístico, con una previsión que puede alcanzar las mejores cifras prepandémicas. Hay que dejar en manos de profesionales la gallina de los huevos de oro, por si acaso.

Dos ruedas y patinetes.

Junto con el boom turístico que se avecina han proliferado las tiendas de alquiler de bicicletas y patinetes. Lo que no entiendo es como disfrutando del ayuntamiento más pro bicicleta del sur de Europa, nadie ha reunido a los responsables de esos negocios para reclamar corresponsabilidad. Esto es, que al mismo tiempo que alquilan una bicicleta se indique al usuario la aplicación donde puede encontrar los carril-bici, recordadle la normativa municipal para no ir por las aceras e incluso en un alarde de efectividad municipal, ofrecer un teléfono de información multilingüe en caso de dudas o incidentes. He visto cuadrillas numerosas de holandeses maduros haciendo caso omiso del precioso carril de la avenida de Francia.

«Trets. Imatges de la Transició Valenciana».

Es el título del libro de fotografía de Josep Vicent Rodríguez, con textos de Rosa Solbes que ha editado el Magnànim. Un necesario álbum de imágenes en blanco y negro sobre hechos y personalidades de nuestra memoria colectiva reciente, que está muy bien ordenado. Ojearlo también es un acto de contrición, porque olvidar el pasado es condenar el presente.

Septiembre de 1978. Vuelve de Checoslovaquia como campeón del mundo. También en ‘Trets’ de J.V.Rodríguez.

Compartir el artículo

stats