Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esquivel

La ventana

Francisco Esquivel

El gran revolcón

La victoria de Moreno Bonilla es tan tremenda que resulta más que probable que el próximo consejero de Presidencia de la Junta sea de Valladolid, en cuyo departamento ostenta la secretaría general. Si no me equivoco, el hombre de moda del panorama rumbero nacional recogió a quien perdió frente a él las riendas de Nuevas Generaciones, que luego ha sido veinte años diputado en representación de la ciudad del Pisuerga. El arrullo no es baladí. Madrid será Madrid dentro de España, pero este es el verano en que se celebra el quinto centenario de la primera gramática castellana pergeñada por el andaluz Elio Antonio de Nebrija. Casi ná.

    Quienes no perdieron un instante en deslizar que el rey de las urnas más flamencas se ha convertido en el barón de barones fueron los escasos nenes del espectro casadista que aún entonan voces de ultratumba, dándose así el único festín póstumo a su alcance. Cuando Pablo, Pablito, Pablete y su fiel Teodoro se echaron encima de quien pasara por allí convencidos de que eran gigantes cuando eran molinos, a quinientos, seiscientos, setecientos kilómetros del palacio de San Telmo donde reside Juanma se oían comentarios en terrazas y en el transporte público favorables al tono con que se empleaba -«a mi el que me gusta es el andalú»-, incluso sin venir a cuento. La suerte estaba echada.

    No hubo más que oir al candidato de Sánchez enunciar su satisfacción porque en campaña se había retomado la conexión con la plebe para entender por qué han dilapidado un millón largo de votos en una década, donde el flujo orgánico e institucional tendió a confundirse junto al petardazo que pegó el club bancario verdiblanco y las poquitas industrias señeras. Los nuevos votantes no creen deberle nada al pesoe ni conocen a Escuredo y lo que les saca de quicio y les moviliza es su futuro. Y este anda ubicado en un moderno ámbito de expansión moldeado en tierras malagueñas, que es de donde procede el indiscutible mandamás y su núcleo duro. El que ahora tiene un color especial.

Compartir el artículo

stats