Jerónimo Franco

SAV es pionera en soluciones sostenibles de economía circular

Uno de los vehículos ecológicos de SAV.

Uno de los vehículos ecológicos de SAV. / ED

La fundación de Agricultores de la Vega en la ciudad de València (SAV) cumplirá 125 años en 2025.Desde entonces no ha parado de crecer hasta convertirse en una empresa que opera en todo el país, ofreciendo soluciones sostenibles con capacidad para mejorar la gestión de los recursos hídricos, recuperar y reacondicionar los residuos, descarbonizar la prestación de los servicios urbanos y en definitiva, desplegar modelos de economía circular.

Por esta razón, Agricultores de la Vega de València trabaja día a día para desarrollar prácticas más sostenibles en los servicios que presta a los ciudadanos, donde la digitalización se presenta como una tecnología con el suficiente potencial para hacer un uso más eficiente de los recursos y avanzar hacia una economía circular más sólida. En este sentido, una de las tecnologías con mayor impacto en la mejora de la circularidad es la Inteligencia artificial (IA), la cual, a través del machine learning permite el análisis y gestión de datos para una toma inteligente de decisiones, lo que aumenta la precisión y asignación de recursos.

Desde SAV, se desarrollan e implementan soluciones inteligentes basadas en este modelo con una clara orientación hacía el bienestar ciudadano, ejemplo de ello y dentro del concepto de smart cities se encuentra la predicción del nivel de llenado de los contenedores utilizando sensores y algoritmos de optimización basados en IA que permiten una gestión más eficiente de la recogida y transporte de residuos, o en el mismo flujo de residuos el uso de la visión por computadora en la separación de residuos, lo que conlleva una mayor calidad en la recuperación y donde a través del proyecto Europeo ReBioCycle (Circular Bio-based Europe) abordaremos durante los próximos cuatro años la recuperación de los nuevos plásticos de base biológica, envases, que paulatinamente irán entrando en los hogares de los ciudadanos.

Digitalización

Otras soluciones que SAV ofrece basadas en la digitalización, son la mejora del uso agronómico de lodos de EDAR mediante machine learning (proyecto Optifangs), perteneciente a los programas de la Agencia Valenciana de Innovación o las nuevas líneas que estamos implementando o desarrollando como son el uso de drones para la detección de puntos de acumulación de residuos en playas y monitorización de la gestión de vertederos o más recientemente la utilización de biosensores que permitan diagnosticar la salud de las plantas en parques y jardines y reducir la huella hídrica.

Pero más allá de la digitalización, en el ámbito de la biotecnología SAV está llevando a cabo  la valorización de residuos lignocelulósicos en bioplásticos (proyectos Biopla y BioSupPack) donde SAV está desarrollando entre otros una solución alternativa a la quema de la paja de arroz de la Albufera, o los avances en el concepto de biorefinería (proyecto Fuelphoria), donde se investiga la creación de biocombustibles de nueva generación a partir de un mix de residuos ( restos de poda, lodos EDAR y RSU) o bien, el desarrollo de mejoradores de suelo y estimulantes que permiten mejorar las capacidades regenerativas y agronómicas de los RSU compostados (proyecto Soilutions) que además pondrá un marcha en la ciudad un Living lab en los próximos meses. 

No menos importante resultan las líneas para descarbonizar los municipios con la fuerte introducción de flota eléctrica o impulsada por gas natural en los servicios de limpieza y recogida, donde SAV es referente con la puesta en marcha del primer programa estatal de conducción eficiente en la recogida de residuos mediante el uso de sensores, que suposo el primer premio de colaboración publico privada nacional en el Smart City World Congress.

Pero ante todo, SAV desarrolla, innova e implementa para las personas, por lo que la colaboración con los actores relevantes de los municipios y la colaboración público-privada forman parte de su estrategia para impulsar la economía circular y un desarrollo urbano sostenible.