Opinión | Desde la azotea

Financiación singular para Cataluña

Es posible que Salvador Illa sea investido presidente de la Generalitat con los votos de ERC, si Pedro Sánchez cede en la financiación singular para Cataluña que le ha pedido ERC para apoyar al candidato del PSC y ganador de las elecciones, donde ERC obtuvo unos pésimos resultados, tras perder 13 escaños y cerca de 200.000 votos, pero sigue teniendo la llave de la gobernabilidad en Cataluña. ERC ha perdido relevancia en términos electorales, sin embargo, sigue siendo determinante, tanto en Cataluña como en España. Salvador Illa parece dispuesto a aceptar la propuesta de los republicanos y evitar una nueva repetición electoral que al que menos favorece es a ERC y Sánchez también ha dicho que es posible articular un nuevo modelo de financiación.

Cataluña quiere el mismo concierto que tiene el País Vasco y Navarra para gestionar sus impuestos a diferencia de lo que ocurre en el resto de las CCAA. No hay que olvidar que Cataluña ya tiene transferidas muchas competencias. Compromís que ha apoyado al Gobierno de Pedro Sánchez, votando los PGE y el resto de leyes que se han presentado en el Congreso de los Diputados durante las últimas legislaturas, dice ahora que está dispuesto a retirarle su apoyo parlamentario, el grupo nacionalista valenciano cuenta con dos diputados dentro de Sumar, si finalmente se aprueba la financiación singular para Cataluña. Quien también ha cargado duramente contra la financiación singular para Cataluña, calificándolo de privilegio y no de singularidad ha sido el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page. El resto de presidentes autonómicos también se ha manifestado en contra de esta futura ley que discrimina territorios y es profundamente insolidaria. La Comunidad Valenciana ha sido históricamente también con gobiernos del PP de Aznar y Rajoy, una de las comunidades peor financiadas del estado español. Favorecer a Cataluña, como se ha hecho con el País Vasco y Navarra va en detrimento del resto de comunidades que no cuentan con los mismos recursos. Mientras la Comunidad Valenciana ha venido reclamando una mejor financiación, los diferentes gobiernos han hecho caso omiso a esta vieja demanda. Que haya unas comunidades mejor financiadas que otras, genera ciudadanos de primera y de segunda categoría. Tras la eliminación de la sedición, la reforma de la malversación, los indultos y la ley de amnistía, el independentismo catalán que cada vez cuenta con menos respaldo popular, como han reflejado los votos en las últimas elecciones, sigue chantajeando al Gobierno de Pedro Sánchez a cambio de su permanencia en La Moncloa. n