Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Va de bo

Cinco títulos para quart de les valls

Cinco títulos para quart de les valls

Cinco títulos para quart de les valls

Colorado, uno de los homenajeados en los prolegómenos de la final del Trofeo El Corte Inglés de Galotxa mira absorto, desde la grada, los golpes que se suceden en la cancha que tantas veces él pisó: «Estos chavales juegan una barbaridad» comenta con sus viejos compañeros, pioneros del torneo. Otro de los homenajeados le contesta: «Ni los seis que hoy hemos recibido el homenaje, juntos, no les haríamos ni dos juegos…» Han pasado cuarenta y seis años y esas dos frases podrían retratar la evolución de la Galotxa y de la Pilota en general. Vimos en el «bot» del zurdo Jesús la reencarnación de Núñez cuando conquistó el título con Beniparrell meses antes de triunfar en los trinquetes como uno de los grandes de la historia. El joven de Alfara de la Baronia, tiene, además, una poderosísima volea que cruza la cancha de punta a punta. ¿Quién ha dicho que no es hermosa la pegada potente, rematadora a las alturas tras un duro peloteo? Esa es la jugada que levanta a los espectadores. Eso lo vimos en la final del Trofeo El Corte Inglés el pasado sábado. Jesús es un pelotari mágico, con una enorme capacidad si se le ofrecen oportunidades.

Quart de les Valls quiso recuperar a Monrabal para este deporte tras su anuncio de abandonar el mundo profesional. Y Monrabal les ha correspondido con un compromiso firme, consigo mismo, con los compañeros y con el club que forma una familia unida: «De tant en tant ens fem una paelleta en la caseta de camp…», nos dice uno de sus dirigentes. Monrabal jugó de «mitger», pasó lo que parecía imposible, utilizó el criterio que define a un pelotari de verdad, buscó el «quinze» o lo preparó para que su compañero «punter», Álex, lo rematase con inapelable decisión. Lo de Monrabal fue una exhibición de serena eficacia en cada una de sus acciones. Ejerció de líder en los escasos momentos de duda y celebró el triunfo con la misma alegría que el pueblo campeón. Cinco títulos del más prestigioso torneo de clubes tiene Quart de les Valls. Cinco títulos del torneo que, lo escribiremos las veces que haga falta porque la verdad hay que reivindicarla cada día si no queremos perderla, inició el camino de recuperación de la pilota en muchos pueblos donde se había perdido. Ganar el Trofeo El Corte Inglés no es cualquier cosa.

Les Valls recuperó la pelota a finales de los setenta tras varios lustros olvidada. Lo hizo gracias a esta competición y por ello, por ver a sus gentes, las de Quart, Benavites o Faura vibrar en las calles, muchos niños de entonces quisieron ser como sus mayores. Y con los años se convirtieron en figuras de leyenda como Álvaro de Faura o Dani de Benavites. Ahora lucha por ser grande Josè Salvador de Alfara de la Baronía, número tres del escalafón profesional y creo que Jesús Sáez tiene potencialidades para alcanzar metas ambiciosas. De momento ya ha ganado un torneo de alto nivel tras una exhibición de poderes.

Faura cede la corona a su pueblo hermano y vecino. Peleó hasta el último aliento y el marcador, 70/30 en modo alguno refleja lo mucho y bueno que se batalló. Estuvo acompañado por su alcalde Toni Gaspart, que también es presidente de la Diputació, la institución volcada con este deporte, la que ayuda a los torneos de clubes y de profesionales, la que inyecta dineros para mejorar instalaciones. Todo un honor su presencia en uno de los santuarios del deporte valenciano.

No nos olvidamos del éxito de los juveniles de Montserrat que son de nuevo campeones , esta vez frente a los de Alfarp. Dos pueblos que participaron hace 46 años en el primer torneo. Y que siguen fieles a la Galotxa.

Compartir el artículo

stats