30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Les Valls y sus parajes secretos

La crisis de la covid-19 ha permitido descubrir a muchos las montañas de les Valls, con rincones que parecen los Pirineos y se alternan con increíbles vistas al mar, aunque también hay quien alerta de los riesgos

Les Valls y sus parajes secretos

Les Valls y sus parajes secretos

Las montañas de la subcomarca de les Valls, en el Camp de Morvedre, se han convertido en un refugio perfecto para coger oxígeno en estos tiempos de pandemia al tiempo en que se goza de impresionantes vistas al mar y de rincones que parecen más propios de los Pirineos. El ascenso a la Creu, gozar con la subida matutina a la Rodana o disfrutar de una puesta de sol desde el Tabalet es algo que se ha extendido más que nunca pues desde la Frontera hasta el Pic dels Corbs les Valls ha revertido su mirada hacia la montaña; ese lugar que durante tantos años está cuidando el Centre Excursionista la Vall de Segó, velando por sus recorridos, definiendo las rutas y promocionando actividades de orientación.

«Las restricciones en la práctica deportiva en equipo y las exigencias de confinamiento han despertado entre los vecinos una mirada renovada hacia su entorno natural. Notamos un importante incremento de gente haciendo deporte en la montaña, corriendo o andando por los numerosos senderos de nuestra subcomarca», apuntan a Levante-EMV desde el centro excursionista la Vall de Segó.

Aún así, desde Acció Ecologista Agró han querido hacer un llamamiento ante la necesidad de aprovechar este redescubrimiento del entorno natural en clave de bien que precisa ser respetado, con unos ritmos y unas especificidades que no deben ser sometidos a malos usos. «No podemos convertir esta práctica en una nueva moda de consumo, es fundamental recuperar su valor patrimonial, cultural, histórico de nuestro entorno natural. Pero es esencial hacerlo desde el respeto; caminar en silencio sin necesidad de llevar los altavoces por las sendas o hasta los rincones más recónditos de nuestros parajes; respetemos las plantas y no las arranquemos, y sobretodo evitemos dejar restos ya que estamos encontrando mascarillas, latas y plásticos por las sendas», comentaba Sara Aunés, del colectivo ecologista.

Tanto Agró como el Centre Excurisonista trabajan a diario por el cuidado de los espacios naturales del Camp de Morvedre. Además ambas organizaciones desarrollan una labor pedagógica. Por ello impulsan ahora un llamamiento a la responsabilidad y al compromiso con el entorno. «Debemos ser conscientes de la necesidad que tenemos de espacios naturales; es fundamental tomar constancia de nuestra necesidad de respirar, el aire es algo esencial; sin algo tan básico no podemos vivir; por ello es hora de reclamar e impulsar políticas de conservación del territorio» añadía Aunés.

Vistas únicas, espacios grandilocuentes que sorprenden a vecinos de una subcomarca que vivía de espaldas al valle, despiertan día tras día con nuevos caminantes. Un sendero de 5,5 kilómetros y 254 metros de desnivel que discurre por las dos partes de la conocida «tubería» pasa por el Pic de la Creu y el Tabalet y ofrece unas vistas únicas.

Distintos grados de dificultad

El Centre Excursionista la Vall de Segó ha recuperado cinco senderos con diverso grado de dificultad desde el PR la Vall de Segó; el Sender de la Creu; la Ruta dels Aljubs o los senderos locales de la Rodana; el Tabalet-Rodana o la Ruta de l’Aigua cuentan con las marcas, limitaciones y acondicionamiento desarrollado durante años por ellos.

La senda de la Vall de Segó discurre por el anfiteatro natural que conforma el valle desde la Frontera al norte hasta el Pic dels Corbs al sur. Una ruta circular que recorre todo el valle con vistas sumamente sugerentes enmarcadas en la Calderona, Espadà o el mar Mediterráneo. Enclaves singulares con paisajes sumamente sugerentes como el Salt del Cavall, el Molí de Vent, la Creu o el Pic dels Corbs junto a rincones con encanto recuperados como el Aljub d’Amorós o espacios emblemáticos como la Font de Quart perfilan un recorrido de 27,6 kilómetros. Propuestas del Centre Excursionista que persisten desde el compromiso firme de vivir la naturaleza. 

Compartir el artículo

stats