Ares del Maestrat está situado en el extremo septentrional de la comarca castellonense de l’Alt Maestrat, sector en donde confluyen el Sistema Ibérico y la Cadena Costero Catalana. El término municipal tiene una extensión de 118,67 km2. Limita al Norte y Este con Morella; al Sureste con Catí; al Sur con Vilar de Canes; al Sur y al Oeste con Benassal; y al Oeste con Vilafranca del Cid y Castellfort. Se localiza en un lugar de paso, a través del Coll d’Ares, entre los corredores del Maestrat, los yermos de Vilafranca y el interior aragonés.

Un relieve accidentado de muelas, páramos y corredores

El término se sitúa en un área de transición entre los corredores del Maestrat y los páramos y muelas de Els Ports. La topografía es abrupta y se caracteriza por un paisaje de muelas y profundas depresiones, a consecuencia del fuerte encajamiento de la red fluvial. Las principales elevaciones son la Mola d’Ares (1322 m), la Mola del Vilar (1315 m), el Mas de Tófol (1255 m) y la Roureda de Torre (1234 m). El Coll d’Ares establece la divisoria de aguas entre las cuencas hidrográficas del Ebro, al Norte, y la del Millars, al Sur. Su núcleo urbano está situado a 1.190 m.s.n.m., sobre un peñón coronado por las ruinas del castillo. Las principales carreteras son la CV-15, que procede de la Pobla Tornesa y después de ascender el Coll d’Ares prosigue hasta Vilafranca del Cid; y la CV-12, que une Ares del Maestrat con Morella. Ambas vías se aprovechan de dos tradicionales corredores de tránsito como son la rambla Carbonera y la rambla de la Canada, respectivamente. El topónimo Ares parece que procede del latín «ara», que al igual que en castellano significa «altar». Los lugares donde aparece este topónimo suelen estar en las inmediaciones de un paso de montaña. Los romanos acostumbraban a realizar ofrendas al dios Mercurio cuando superaban un puerto montañoso, argumento etimológico del origen del topónimo.

Fachada de la Iglesia de la Asunción.

Fachada de la Iglesia de la Asunción.

Muestras de una dilatada historia

El asentamiento humano más antiguo data del Neolítico y lo constituye la Cova Fosca. Existen numerosas pinturas rupestres en los abrigos rocosos y cuevas situadas en distintos afluentes de la rambla Carbonera, que han sido reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pertenecen al Arte Levantino los de la Cova Remigia, Cingle de Mola Remigia, El Mas Blanc, Les Dogues, Racó de Gasparó, Racó Molero y Villaroges; y al Arte Esquemático los del Barranc del Puig, Cingle del Puig, El Cireral, Racó d’En Gil y Racó del Molí. Forman parte del Parque Cultural de la Valltorta-Gasulla. La Cova Remigia dispone de centenares de elementos pictográficos, lo que la convierte en una de las más destacadas del Mediterráneo.

Ares del Maestrat es de fundación romana. Posteriormente los árabes la fortificaron y edificaron un castillo. Esta fortaleza fue la segunda que Jaume I reconquistó a los musulmanes en 1232. En 1234 la donó al noble aragonés En Latró, quien en 1243 le otorgó la Carta de Población. Estuvo bajo el dominio de la Orden del Temple y, tras su disolución, a la Orden de Montesa. En 1707 fue atacada por las tropas de Felipe V en la Guerra de Sucesión. En 1838 el general Cabrera instaló su cuartel general en el castillo y reforzó su fortificación.

Localizador de sitios de interés.

Ares, territorio de masos y despoblación

El municipio se caracteriza por disponer de un poblamiento diseminado fundamentado en alrededor de un centenar de masos, cuya población ha representado en épocas pasadas hasta dos tercios del total. A comienzos del siglo XXI aún superaba a la concentrada en el núcleo principal. Hoy, sin embargo, el escenario ha cambiado, puesto que de los 186 habitantes que hay en 2019, residían 98 en la capital y 88 en los diseminados. El volumen demográfico ha experimentado un paulatino y acusado descenso desde comienzos del siglo XX. En 1877 la población era de 1.884 habitantes, y en 1910 alcanzó el máximo, con 2.132 habitantes. La emigración se produjo primero hacia Barcelona y posteriormente a Vinaròs y Castelló. En 1960 se había reducido a la mitad, a 1.043 habitantes, y en 2001 a 235. La densidad de población es muy baja, 1,57 hab/km2. Entre los masos del termino destaca el de la Torre Beltrans, que es una masía fortificada que ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC). Dispone de varias viviendas, en medio de las cuales se alza una torre defensiva cuadrada, fechada probablemente en el siglo XVI.

Ares del Maestrat

Ares del Maestrat Ayuntamiento de Ares del Maestrat

Una economía tradicional basada en cereales, almendros y ganado

La economía se ha basado en la agricultura de secano y, sobre todo, la ganadería. Los cultivos se han ido abandonando paulatinamente, a consecuencia de la despoblación, aunque aún se conservan 727 Ha en producción. Los cereales suponen 366 Ha, en las que predomina la cebada, la avena y el centeno. Hay 217 Ha de almendros, mientras que los cultivos forrajeros ocupan 73 Ha y se utilizan para el abastecimiento de las granjas porcinas, ovinas y bovinas del municipio. Las parcelas cultivadas se asientan en bancales levantados con piedra en seco, lo que ofrece un espectacular paisaje agrícola escalonado, en graderío. En los últimos años Ares del Maestrat se ha convertido en un interesante destino del turismo de interior, por los múltiples atractivos naturales, culturales y paisajísticos que posee.

ARES DEL MAESTRAT |  AYUNTAMIENTO

ARES DEL MAESTRAT | AYUNTAMIENTO

Un patrimonio cultural y natural, sobresalientes

El núcleo urbano de Ares del Maestrat ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la denominación de Conjunto Histórico de la Villa. Además del Castillo incluye los restos de las murallas (El Portalet), el Portal del Perxe, el Ayuntamiento (antigua Lonja) del siglo XIV, la Cárcel del siglo XIII y las plazas Mayor y de la Iglesia. Las calles son alargadas y estrechas, adaptadas a una topografía en ladera. El Castillo de Ares era de planta irregular y poseía tres recintos. La Iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora se asienta sobre un templo gótico antiguo que fue gravemente deteriorado en la Guerra de Sucesión. El campanario original sobrevivió a la destrucción. La iglesia fue reconstruida entre 1707 y 1736 y dispone de una fachada barroca y tres naves comunicadas entre sí.

El Barranc dels Molins es un referente de la protoindustria y del patrimonio hidráulico: hallamos un conjunto molinar declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Dotaba de fuerza motriz, por orden, al Molí de la Roca, El Molinet, Molí de la Casa o de Dalt, Molí de la Bassa Redona o del Bassot y el Molí del Sol de la Costa. Tres de ellos están datados en el último cuarto del siglo XVIII. También están incluido en el BIC la Font dels Regatxols, con abrevadero y lavadero, edificados en 1818. La Nevera dels Regatxols se edificó en el siglo XVI y dispone de una planta rectangular. Ha sido restaurada y es un Centro de Interpretación del comercio de la nieve.

Ares del Maestrat posee un paisaje y unos valores medioambientales contrastados, reconocidos por varias figuras de protección. La Mola d’Ares es un Paraje Natural Municipal de 127,22 Ha. Esta formación geomorfológica tan característica es un hito paisajístico del interior castellonense y un espacio privilegiado para la contemplación de numerosos parajes de Els Ports y el Maestrat. Ares forma parte del Lugar de Interés Comunitario (LIC) de l’Alt Maestrat, de la ZEPA de l’Alt Maestrat, Tinença de Benifassà, Turmell i Vallivana. Cuenta además con 11 Microrreservas de Flora y 11 árboles monumentales, entre los que destacan varios robles y tejos. Existen varios senderos en el municipio, entre los destaca el GR-7, que une Benassal con Morella, pasando por Ares; el PR-CV 387, denominado El Roure de les Berrugues; la SL-CV 45 o Camí dels Molins; y la SL-CV 46 o Camí de la Mola.