CAVANILLES, A. J. (1797): Observaciones sobre la historia natural, geografía, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia

“Valle de Lahuár. Los valles de Evo y de Lahuár ó Alahuár, como escribe Escolano, los quales ocupan la grande extensión de escarpados montes que llegan por levante hasta el Marquesado de Dénia, y por el sur hasta las vertientes que por Murla caen al rio Xaló”. “En estos montes ásperos y de difícil acceso se refugiáron los Moriscos en sus rebeliones, y últimamente en la expulsión general, causando y padeciendo graves daños, hasta que la fin faltos de municiones, víveres y agua se dieron á partido, y fueron conducidos al embarcadero.”

En el valle del río Girona, se localiza este municipio configurado por tres núcleos de población de origen musulmán; ninguno de ellos alcanza los 300 vecinos y vecinas.

La Vall de Laguar es un municipio alicantino, de la comarca de La Marina Alta, que ocupa unos 23,2 km2, que limita al Norte y Noreste con el de Orba; al Sur, con el de Benigembla; al Sureste, con el de Orba; y con Castell de Castells y la Vall d'Ebo, al Oeste.

Se trata de un singular por estar compuesto por tres poblados en la cuenca alta del río Girona y el sanatorio de Fontilles. Benimaurell, Fleix y Campell, son los tres núcleos de población de origen musulmán, que se hallan dispuestos de forma escalonada, de manera que se les conoce como Els Pobles de Dalt (530 msnm), d´Enmig (437 msnm) y de Baix (390 msnm).

El relieve de La Vall de Laguar pertenece al dominio de las Béticas. De hecho, el término municipal se asienta en un corredor natural, un valle de orientación Suroeste a Noreste, de forma alargada y basculada hacia el NE, y recorrido por el río Girona, que ha ido depositando materiales terciarios y cuaternarios en un llano en el sector oriental. Cavanilles a finales del siglo XVIII señalaba: “El valle tiene de norte á sur una legua desde el barranco del Inférn hasta la cumbre de los montes, y legua y media de oriente á poniente desde los confines con el Marquesado de Dénia, hasta la llanura de Gargas”.

Se trata del dominio de calizas cretácicas, que dan lugar a varias formas de relieve cársticas. Un valle flanqueado por alineaciones montañosas, por el norte y por el sur. En el flanco septentrional hallamos las sierras de la Manzaneda (725 msnm) y la Carrasca (950 msnm); mientras que, por el sector meridional, se alza la sierra del Penyó y la Penya Alta (851 msnm).

Hidrografía y clima de La Vall de Laguar

El río Girona procede de la Vall d´Ebo, que aprovecha un cañón natural en la sierra de la Carrasca, para adentrarse en el término de La Vall. Dicha garganta natural se le conoce como Barranc de L´Infern, un referente del senderismo y de deportes de aventura alicantinos. El río Girona desemboca en Dénia. Por el extremo meridional del término, en La Maia, discurre el río Gorgos, que discurre por otro valle, hasta alcanzar al Mar Mediterráneo, a la altura de Xàbia.

El clima es mediterráneo, condicionado por la altitud y la disposición del relieve. Los valores térmicos son algo más frescos que en el litoral, pese a su proximidad: 10 grados C en enero, y 26 grados C en agosto. Las precipitaciones son relativamente abundantes, pues supera los 800 mm anuales, pues son frecuentes las masas de aire húmedas procedentes del Mediterráneo, en particular en el equinocio de otoño.

Fleix. Carrer Major Rodolfo Ferrer

Predominio de la agricultura de secano

La agricultura de secano es la protagonista de los paisajes antropizados. Destaca el cultivo del olivo, con unas 160 hectáreas. Otros cultivos destacados son el cerezo, con unas 45 Ha, de las cuales 10 son de regadío; el almendro, con 21 Ha, y el algarrobo, con 10 Ha. Los cítricos se hallan en el regadío, con unas 10 hectáreas (mandarinos, naranjos, pomelo). El regadío apenas ocupa unas 20 hectáreas.

La superficie cultivada ha experimentado una disminución muy significativa durante las últimas décadas. Actualmente se cultivan unas 250 hectáreas, cuando en los años noventa del siglo pasado se cultivaba más del doble de superficie, más de 600 hectáreas. Entonces los cultivos predominantes eran el almendro y el algarrobo, junto con el olivo. La competencia del mercado laboral de otras actividades económicas, como la construcción y el turismo, así como el reclamo de las oportunidades laborales del litoral, junto la crisis de algunos cultivos, generó el abandono de tierras, y la falta de relevo generacional.

La despoblación y el envejecimiento demográficos

En 1900 había 1.627 laguartianos, que se redujeron a 1.429 habitante en 1910. Desde entonces y hasta mediados del siglo XX se recuperó la población, pues en 1930 había 1.585, y en 1950, 1.628. La causa fue la construcción del Sanatorio de Fontilles.

Fontilles y el Sanatorio Vall de Laguar Rodolfo Ferrer

La pérdida de población fue continua durante las décadas siguientes. En 1960 había 1.451 valleros; en 1981, 1.064; y en 1989, ya no superaba los 1.000 habitantes, 994. Durante las últimas décadas el volumen demográfico ha ido oscilando, con tendencia a la baja: en 2010, 981; en 2015, 826; y en 2021, 843 residentes.

El 48 % de la población es del propio municipio, el 25% de la Comunitat Valenciana, y la población extranjera representa el 18 %, de los cuales un 40 % son británicos y alemanes.

El 37 % de la población total tiene más de 65 años; y sólo el 12 % posee menos de 20 años. El proceso de envejecimiento es manifiesto, como consecuencia del continuo éxodo rural. Durante las últimas décadas dicha emigración se ha compensado parcialmente con la llegada de nuevos residentes, extranjeros, así como la introducción progresiva del turismo residencial.

La población se distribuye entre 277 en Benimaurell, 254 en Campell y 211 en Fleix. Además, en Fontilles residen unos 111 habitantes.

Campell Vall de Laguar. Rodolfo Ferrer

Antecedentes históricos

En el Barranc de l'Infern hallamos numerosas muestras de arte rupestre esquemático y macroesquemático levantino. Hay también restos del Bronce en el término.

Varias construcciones son testimonio de parte de la historia de La Vall de Laguar. El Castell de Atzavares estuvo ocupado en época ibérica y romana, y posteriormente, medieval. El Castell de Garga es medieval. Hallamos la Torre de la Casota, de origen almohade, en Fleix.

La Vall de Laguar debe su topónimo al árabe, “al-aguadr”, que se puede interpretar como “las cuevas”, relacionado con el paisaje cárstico que es frecuente en el término municipal. El conjunto de poblaciones fueron donadas en la conquista cristiana, en el siglo XIII y posteriormente en el siglo XIV, primero a varios caballeros, y a continuación, a Constanza de Aragón y al Duque de Gandia.

La expulsión de los moriscos, en 1609, fue determinante en este territorio, pues fueron enviados al norte de África unos 180 vecinos. Consecuencia, un territorio despoblado a principios del siglo XVII. La repoblación a partir de 1611 se realizó con pobladores venidos de Mallorca, unas 35 familias. La población creció progresivamente hasta alcanzar los 700 vecinos a finales del siglo XVIII. El siglo XIX, como aconteció en otros municipios del entorno, fue de expansión agrícola, de manera que fue acompañada por cierta expansión demográfica: unos 1.500 habitantes a mediados del siglo XIX, y unos 1.600 a finales de siglo, pues en las últimas décadas del XIX se produjo cierto flujo migratorio hacia el norte de África, a Argelia, y a América.

La construcción del sanatorio de Fontilles, a principios del siglo XX (se inauguró en 1909), facilitó cierto mantenimiento de la población de La Vall de Laguar, pues entre personal trabajador y los enfermos sumaban varios centenares.

Fleix. Vall de Laguar. Rodolfo Ferrer

Los núcleos de población: el atractivo del poblamiento disperso

El Campell es el primer pueblo que nos encontramos si accedemos desde el litoral, por la carretera CV-721 desde Orba. Su trama urbana está organizada en torno a las calles de Cervantes, Santa Ana y Jaume I, así como la travesía, calle de Sant Antoni, en dirección a los otros núcleos. Destaca la Iglesia parroquial de Santa Ana, localizada en la Plaza de Santa Ana. La iglesia es sencilla, de planta rectangular con cubierta a dos aguas y nave cubierta con bóveda de cañón, y pasillos laterales con capillas. El Camí Fontilles, por el sureste, permite acceder a las instalaciones del Sanatorio de Fontilles.

Ascendiendo por la CV-721, en dirección suroeste-oeste, hallamos Fleix. Se trata del pueblo más pequeño, y ocupa una posición central respecto al resto de núcleos. Destaca su iglesia de Santa Teresa y San Pascual, del siglo XVIII. Es un edificio de factura sencilla, que consta de una sola nave de planta rectangular con cubierta a dos aguas y capillas laterales. Su callejero está organizado en función de las calles Major, Sant Josep y Terranova.

Tras un nuevo ascenso, siguiendo la CV-721, hacia el oeste, recorridos unos dos kilómetros, llegamos a Benimaurell. Su trama urbana es singular, por su disposición irregular, calles estrechas, como la del Llop, del Pou, Sant Vicent, y Águila, que se disponen en torno a la plaza del Sacrament, en donde se alza la iglesia de los Santos Cosme y Damián, y el Ayuntamiento de La Vall de Laguar. La Iglesia es de una sola nave de planta rectangular con cubierta a dos aguas, construida en el siglo XVI, y unas capillas laterales, levantadas en el siglo XVIII.

Sector montañoso del Barranc de l'Infern. Rodolfo Ferrer

El senderismo de la Vall de Laguar. Una referencia obligada

PR-CV 147. La Catedral del Senderismo. Ruta de los 6.800 escalones. Ruta circular de 14 km, que parte en Fleix, y se dirige hacia Benimaurell. Es un recorrido de exigencia física moderada, a través de subidas y bajadas, cruzando en dos ocasiones el río Girona. Un tramo de ellos es conocido como Barranc del Infern. Espectacular.

PR-CV 181. Vall de Laguar a Serra del Penyó Roc. Ruta de unos 25 km, con un recorrido circular, con salida en Fleix. Transcurre por Campell, el sector oriental del término municipal, serra del Penyó, y regreso a Fleix.

El Ayuntamiento de La Vall de Laguar recomienda, además de los senderos “oficiales”, un conjunto de rutas de paisajes espectaculares, en donde el agua y las formas cársticas son excelentes reclamos turísticos: la Bajada al Toll Blau, el recorrido de las Fuentes de la Vall, itinerario de Garga o la Llacuna.

Como lugares de interés destacan el Castillo de los Atzavares (restos de un recinto amurallado en la entrada del valle), el Sanatorio San Francisco de Borja, en Fontilles; la Torre de la Casota (siglos XI-XIII); y la espectacular Presa de Isbert, embalse levantado en 1945 en el Barranc de l´Infern.

Localizaciones en Vall de Laguar Levante-EMV