23 de marzo de 2011
23.03.2011
Polémica

Camps se encara a los manifestantes pro TV3

23.03.2011 | 03:03

Medio centenar de personas abuchean al presidente de la Generalitat frente al Teatro del Raval

El Teatro del Raval de Castelló vivió ayer su primera puesta en escena improvisada con motivo de su inauguración. La representación de la tarde vino de la mano del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, quien presidió la apertura de las renovadas instalaciones, y del grupo de unos 50 manifestantes que se congregaron delante del teatro para exigir que se retomen las emisiones de TV3 en la Comunitat.
Los partidarios de la cadena autonómica lograron con cánticos y consignas, como «Més cultura i menys censura» o «Molta corbata i molt poca vergonya» ser los protagonistas del acto que se convirtió en casi una tragicomedia cuando llegó Camps. Así, el máximo responsable del Consell, al bajar de la furgoneta oficial con la que llegó, se encaró a los manifestantes y llamó a los fotógrafos allí reunidos para que le acompañasen e hicieran unas fotos enfrente de los manifestantes, por delante del cordón policial que se había habilitado.
La actitud desafiante de Camps provocó sorpresa entre los distintos políticos que le esperaban a su llegada, como el alcalde de Castelló, Alberto Fabra, los consellers Vicente Rambla, Manuel Cervera y Trinidad Miró o el presidente de la Diputación de Castelló, Carlos Fabra. Además, esta reacción provocó cierto caos entre los agentes de policía que evitaron a duras penas el contacto entre los manifestantes y el presidente. Entre los que reivindicaban poder ver TV3 estaba la diputada de les Corts por Castelló Marina Albiol y el responsable de Acció Cultural en la capital de la Plana, Toni Royo.
La tensión vivida fue tal que varios miembros del equipo de Francisco Camps llegaron a encararse con algunos de los allí concentrados, reprochándoles su actitud de protesta.
Más allá de la polémica que centró la inauguración, Camps, todavía visiblemente convaleciente de la hernia que sufre, destacó en su discurso que se siente «cada vez más más orgulloso de vivir aquí, y estoy convencido de que saldremos con fuerza y ganas para mirar al futuro sin complejos».
Según el alcalde de la ciudad, Alberto Fabra, «nuestro teatro, el teatro del pueblo, el de los arrabales de la ciudad, el de la gente sencilla, necesitaba de nuevo nuestro cariño. Y ahora se lo hemos dado. Y lo hemos hecho para que no pierda su carácter. Para que siga conservando la identidad que le caracteriza y que todos recordamos».

Historia
Tras las intervenciones de los políticos, intervinieron el cronista de la ciudad Antonio Gascó que glosó la historia del edificio, desde sus orígenes como caserón de los Feliu y Pestagua. Posteriormente, los actores Carmen Borrull y Joan Prades contaron anécdotas teatrales vividas allí y el actor Rafael Lloret, ofreció un monólogo del en el que dio muestras de su versatilidad sobre las tablas.
El Teatro del Raval, que ha estado cerrado en los últimos siete años a la espera de la remodelación que fue inaugurada ayer. Este emblemático teatro, que cumple 60 años, ha contado con un presupuesto de 1,3 millones de euros para su puesto a punto.
La gestión de las instalaciones, con aforo para 300 personas, correrá a cargo de las distintas compañías teatrales de Castelló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook