14 de mayo de 2011
14.05.2011
Elecciones 20111 | Peligro en la red

Anonymous ataca la base de datos del PP de Castelló y lanza el bulo de un registro policial en el consistorio

Los 'hackers' enviaron SMS a miles de afiliados alertando de la presencia de la Guardia Civil en el consistorio

14.05.2011 | 02:43

Salieron en defensa de Wikileaks poniendo en jaque a Visa, Mastercard, PayPal y Amazon, atacaron a las SGAE, colapsaron las web del gobierno de Túnez... Ahora, la red internacional de piratas informáticos Anonymous –o alguien en su nombre– ha declarado la guerra al Partido Popular de Castelló.

Las alarmas saltaron a última hora de la tarde de ayer en el PP castellonense. Miles de militantes del partido recibieron a la vez en sus teléfonos móviles dos mensajes avisándoles de que en esos precisos instantes la Guardia Civil estaba registrando el Ayuntamiento de Castelló y emplazándoles a una concentración en la plaza Mayor. Todo era mentira. Alguien había entrado en la base de datos del PP provincial para realizar un envío masivo de mensajes a los afiliados.
Pasadas las ocho de la tarde, llegaron los SMS procedentes del propio servidor del Partido Popular de Castelló con la advertencia de que se trataba de un asunto «urgente». Alarmados, los militantes del PP leyeron en las pantalals de sus móviles: «La Guardia Civil está registrando el Ayuntamiento de Castelló en estos momentos. Concentración a las 21.00 horas en la plaza del ayuntamiento como protesta ante este nuevo ataque de la justicia al Partido Popular. Es muy importante que acudas. ¡Pásalo!».
El nerviosismo cundió entre los populares, que empezaron a telefonearse entre ellos para ver qué sucedía. Inmediatamente contactaron con el Ayuntamiento de Castelló para que la Policía Local confirmara la irrupción de agentes de la Guardia Civil. Desde el consistorio informaron de que allí no había entrado nadie. Falsa alarma.

Los responsables de la sede provincial se pusieron en contacto con los militantes para informarles de que todo era un bulo, pero la marcha atrás del falso mensaje no era tan fácil. Los mismos «hackers» que accedieron a los teléfonos de la base de datos del PP habían bloqueado el sistema para que nadie pudiera enviar nuevos mensajes a los militantes.
De hecho, las llamadas a la recepción del ayuntamiento se sucedían una tras otra y un goteo de militantes acudió desconcertado a las puertas de la casa consistorial, donde también se presentaron concejales socialistas como Juli Domingo alertados por la confusión de un mensaje extendido rápidamente fuera de los círculos del PP castellonense. En menos de una hora, la noticia corría como la pólvora incluso en los medios de comunicación de Madrid.

En plena confusión, un segundo y sarcástico mensaje –esta vez de correo electrónico– informaba de que se trataba de un ataque de Anonymous ante la cara perplejidad e indignación de los militantes y líderes populares: «Anonymous os quiere recordar que la red no es un lugar seguro para familias corruptas ni caciques. Últimamente lo estamos pasando bien, pero la venganza se sirve fría y en varios platos. Todavía quedan una serie de acciones inminentes, esperamos sean de su agrado... Vendetta».
Buena parte de ellos se encontraban en el acto de campaña celebrado en el club Ocean´s del Grau. El candidato a la alcaldía y a Les Corts Valencianes del PP, Alberto Fabra, anunció que tanto el partido como el ayuntamiento han interpuesto ante la Policía Nacional una denuncia por delitos contra la protección de datos e injurias contra la entidad local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook