18 de marzo de 2008
18.03.2008

Coches de ocasión

Guinea prohíbe la importación de vehículos españoles después de interceptarse un cargamento de armas en Sagunto

18.03.2008 | 19:08

El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha prohibido la importación, "hasta nueva orden", de vehículos de ocasión, en especial los procedentes de España, para evitar "la entrada ilegal de armas" en el país, según informó el Ejecutivo en un comunicado.

La prohibición está relacionada con el cargamento de armas supuestamente interceptado a principios de marzo en un automóvil de segunda mano en el puerto valenciano de Sagunto y que, según Malabo, iba a ser embarcado hacia Guinea por orden del dirigente opositor Severo Moto para su utilización en un intento de golpe de Estado.

"Queda expresamente prohibida la importación de vehículos de motor de ocasión en la República da Guinea Ecuatorial hasta nueva orden", se lee en el comunicado del ministro de Industria, Atanasio Ela Ntugu Nsa, emitido ayer por la televisión estatal.

El ministro precisó que se deben vigilar especialmente las importaciones procedentes de España, prosiguió el comunicado, citado por la agencia Angola Press. Esta prohibición, precisa el comunicado, ha sido decidida después de "constatarse" que las importaciones "constituyen una vía de entrada de armas y material de guerra con el objetivo de perjudicar el clima de paz que reina actualmente" en Guinea Ecuatorial.

En un comunicado difundido el pasado miércoles por la noche, el ministro portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Santiago Nsobeya, aseguró que ese mismo día los Servicios de Seguridad del Estado acababan de descubrir "un importante alijo de armas de guerra y cuantiosas municiones también de guerra, consistentes en fusiles de asalto y armas cortas en poder del ecuatoguineano Saturnino Nkogo Mbomio".

Estas armas, según el Gobierno de Malabo, habían sido "enviadas desde el Reino de España por el también ecuatoguineano Damián Motu Nguema, alias 'Mutti', por órdenes de Severo Moto Nsa, destinadas a crear una revuelta en el país que pudiera conllevar pérdidas de vidas humanas y de bienes materiales". 'Mutti' fue detenido la semana pasada en Torrejón de Ardoz (Madrid) bajo la acusación de "tráfico de armas y asociación ilícita".

En el comunicado, el Gobierno de Malabo aseguró también que el supuesto intento de golpe de Estado guarda relación con el hallazgo por parte de la Policía el pasado 4 de marzo en el puerto de Sagunto (Valencia) de dos armas largas de combate y una corta en el maletero de un coche viejo que iba a ser embarcado en un buque con destino a Malabo, del que informó dos días más tarde el diario 'Las Provincias'.

SATURNINO NKOGO

El autoconstituido Gobierno de Guinea Ecuatorial en el Exilio, presidido por Severo Moto, aseguró ayer que "no ha organizado ningún golpe de Estado" y que las acusaciones en este sentido del Ejecutivo de Malabo son "un nuevo montaje" de Obiang para "asesinar en silencio a opositores incómodos en Guinea y para asustar y amenazar al resto de fuerzas políticas".

Asimismo, aseguró que el militante del Partido del Progreso (PPGE) detenido la semana pasada durante las redadas de Malabo relacionadas con la presunta intentona golpista, Saturnino Nkogo Mbomio, de cuya muerte han informado distintas fuentes opositoras, fue "salvajemente golpeado" durante dos horas en el penal malabeño de Black Beach.

Al respecto, fuentes del interior de Guinea Ecuatorial citadas hoy por la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (Asodegue) han informado de que el cadáver de Saturnino Nkogo ya ha sido entregado a su familia de manera "semiclandestina" y sin formalidad legal alguna.

Esas mismas fuentes han indicado que, "por parte del dictador y la presidencia del Gobierno ecuatoguineano, se ha exigido un 'cierre de filas' en torno a este caso a todos los integrantes del Gobierno", prosiguió la asociación, con sede en Madrid, en un comunicado.

Con ese fin se han producido varias reuniones de ministros, "una de cuyas consecuencias es el absoluto silencio (público y privado) de todos ellos en torno al asesinato de Saturnino y a las demás detenciones", añadió. "El Gobierno guineano quiere acentuar el 'apagón informativo'", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook