15 de abril de 2008
15.04.2008

infraestructuras

El "trolebús" de la discordia

Castelló estrenará en breve el transporte en vía reservada que rechazan en Valencia

15.04.2008 | 03:08
Castelló. El TVRCas durante una circulación en pruebas.

Nacho Martín/L. B., Castelló/Valencia

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, presentó ayer en Castelló la Línea 2 del Transporte de Vía Reservada (TVRCas), "que vertebrará el área metropolitana de Castelló a través de un transporte sostenible, respetuoso con el medio ambiente, novedoso, seguro y de calidad, que no sólo será una realidad en la ciudad de Castelló, sino que va a unir los municipios de Castelló, Vila-real, Burriana y Almassora", dijo. Flores explicó que esta nueva línea supondrá casi 18 kilómetros de línea que cubren directamente una población de más de 147.000 habitantes. Además, habrá una parada de TVRCas a menos de cinco minutos a pie, según informaron en un comunicado fuentes del Consell.

El TVR o Vía Expréss es la propuesta que lanzó la Consellería de Infraestructuras para dar servicio a las poblaciones comunicadas por la CV-35 y que se construiría en paralelo a la autovía aún en construcción. Los alcaldes de la zona (de l'Horta y el Camp de Túria, la mayoría del PP) prefieren, sin embargo, que se construya un tranvía o tren soterrado al lado de la carretera una propuesta que la Consellería rechaza a priori.

Sin embargo, para el conseller todo son ventajas. "El TVRCas es una apuesta de la Generalitat por la movilidad, la vertebración del territorio y el crecimiento sostenible. Castellón será la primera ciudad española que contará con un nuevo tipo de vehículos que ofrecen una solución intermedia, de alta capacidad y calidad".

En Castelló la Línea 1 de la TVRCas circulará por el interior de Castelló y la Línea 2 supondrá casi 18 kilómetros de línea que cubren directamente una población de más de 147.000 habitantes. Además, según la Consellería, habrá una parada de TVRCas a menos de cinco minutos a pie.

Alimentado por catenaria

En el TVR los vehículos son híbridos entre un tranvía y un autobús ya que son eléctricos (de alimentación aérea, mediante catenaria). Aunque también pueden operar autónomamente de esta red y circular sin problemas en tramos compartidos con otros vehículos. Además, cuentan con "un sistema de guiado óptico que garantiza la trayectoria y aproximación a las paradas y permite la accesibilidad sin rampas ya que el andén y el vehículo quedan a la misma altura". La única "pega" es que la CV-35 no se ha diseñado con el espacio reservado para la futura Vía Exprés que, según la Consellería, discurrirá "a veces pegada o a 500 metros de la carretera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook