23 de junio de 2008
23.06.2008

regionalismo

Los escindidos de Coalició Valenciana piden la dimisión de Sentandreu tras su arresto

Antiguos miembros de CV huyeron por la personalísima forma en que su líder, Juan García Sentandreu, dirige el partido y recuperaron las siglas de Identitat Regne de Valencia.

23.06.2008 | 19:35

L. B. B., Valencia

 "O hay una democracia o hay una dictadura. Y a muchos no nos gustaba cómo dirigía este hombre el partido. Como si fuera su empresa. Era muy mal capitán", explicaba ayer a Levante-EMV el presidente de Identitat Regne de Valencia (IRV), Miquel Saragossà Muñoz, quien cree que Sentandreu "debería dimitir" por los acontecimientos que ha protagonizado esta semana.

IRV acoge ahora a "varios ex vicepresidentes" de Coalició Valenciana e, incluso, a la ex concejala del Ayuntamiento de Valenciana, Maria Dolores García Broch, uno de los iconos del regionalismo valenciano. Precisamente, Saragossà Muñoz y García Broch serán los encargados de leer sendos manifiestos en una manifestación que IRV ha convocado para el próximo sábado 28 de junio (a las 18 horas) con el lema: "Dins i fora de la Universitat: llengua valenciana, mai catalana".

La cita la convocan en protesta por la última sentencia judicial, que la Generalitat se ha visto obligada a acatar tras perder todos los recursos, en la que se reconoce la potestad de la Universidad de Alicante a incluir en sus estatutos la definición de la "lengua propia de la Comunitat Valenciana, valenciano según el Estatut d'Autonomia, académicamente catalán".

Y mantienen la manifestación, según explica Saragossà Muñoz, "a pesar de que entidades culturales y gente valencianista nos ha pedido que la suspendiéramos" por el delicado momento que atraviesa Juan García Sentandreu. El líder de CV pasó esta semana una noche en los calabozos policiales tras ser detenido por la policía acusado de presuntamente maltratar a su compañera de partido y, supuestamente, pareja, Elena Muñoz Carpi. Ambos han negado los hechos y aseguran que discutían acaloradamente de política.

Saragossà Muñoz asegura que la manifestación estaba convocada desde hace mes y medio y que lo sucedido entre Sentandreu y Muñoz Carpi "es un problema personal en el que no queremos entrar" y no tiene por qué afectar a la convocatoria de la protesta. No obstante, preguntado si considera que Sentandreu debería dimitir, Saragossà Muñoz lo tiene tiene claro: "Si tuviera vergüenza política ya había presentado la dimisión. O, al menos, debería haber puesto su cargo a disposición del partido", opina el presidente de IRV quien asegura que las puertas del partido "están abiertas para todos los que defiendan la Senyera y la tierra valenciana. Eso sí, no queremos delincuentes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook