04 de abril de 2011
04.04.2011

Tráfico

42.000 valencianos conducen sin carné sin saberlo

Automovilistas Europeos sostiene que no se comunica el 40% de las multas en España - Los sancionados se enteran cuando les cobran el dinero en el banco

04.04.2011 | 03:06

Unos 42.200 conductores de la Comunitat Valenciana conducen sin puntos en el carné y no lo saben. El motivo, según la asociación Automovilistas Europeos Asociados, es que la Dirección General de Tráfico no comunica las sanciones, y por ello, los conductores ignoran que han consumido todos los puntos de su permiso de conducción y, por tanto, cometen un delito.
El tema no queda ahí, porque el presidente de la entidad, Mario Arnaldo, alega que "a Tráfico tampoco le conviene comunicarlo porque así, aumenta la recaudación".
Arnaldo echa cuentas. En primer lugar, sobre la estimación que la asociación calcula que hay de las personas que conducen sin saber que han agotado su saldo de puntos suman unos 400.000 en toda España, de ellos, corresponderían unas 22.600 a la provincia de Valencia; unos 14.600 a Alicante, y 5.200 a Castellón.
Y sigue. "El problema de la falta de notificación al conductor que ha cometido la infracción explica la razón de por qué habiéndose reducido en alrededor de un millón las denuncias de tráfico, la recaudación ha aumentado en 80.000.000 de euros". En opinión de Arnaldo, la segunda causa de infracción es por no identificar al infractor. Es decir, que de una multa de exceso de velocidad de 100 euros (que se puede pagar con el 50% de descuento) se convierte -porque al interesado no le llega la multa- en una sanción mínima de 300 euros. "Por eso, prosigue, desde el punto de vista de la recaudación, a Tráfico le interesa mucho más que la gente no se entere de que tiene una multa". Pero esto, referido a infracciones con pérdida de puntos, equivale a que a los automovilistas se les puede imputar un delito. El problema parece residir en que "el abuso del sistema de notificación edictal por parte de las Administraciones Publicas, en la DGT y los ayuntamientos, impide conocer con certeza la situación respecto a los puntos y las multas", comenta.
Arnaldo insiste en solicitar a Tráfico "que extreme las garantías y notifique la pérdida de vigencia del permiso", de forma que el conductor conozca qué sanciones se le atribuyen y pueda actuar. Para Arnaldo, los sistemas de notificación no están funcionando. Está el método tradicional, la notificación en casa del infractor, pero también la dirección electrónica vial, que facilita el propio conductor a Tráfico. Hay finalmente un tercer sistema, el tablón edictal de sanciones de tráfico (TESTRA) que, según Mario Arnaldo, "no está funcionando bien" -hay grandes dificultades de acceso- y que debería ser excepcional. Como resultado, "se están cercenando los derechos de los conductores, ya que se les impide que puedan recurrir en tiempo y forma". Respecto al "abuso del sistema de notificación por boletines", Arnaldo lanza una advertencia: "Que nadie piense que va a suplir el sistema de emplazamiento personal". El experto llama la atención sobre que en más de la mitad de los casos de infracción, los agentes de la ley no paran al conductor. "De esta forma, podemos cruzar España a 200 kilómetros por hora sin que nadie nos diga nada, y a los quince días nos encontramos con una colección de fotos", indica. "Y, lo que es peor, sin que se haya incrementado la seguridad".
El presidente de Automovilistas Europeos Asociados augura, con motivo de la entrada en vigor de la reducción de la velocidad en las autovías a 110 kilómetros por hora, que las sanciones aumentarán un treinta por ciento. La Administración acaba de indicar que han bajado un 62 por ciento. Arnaldo explica que esto supone el hecho de que buena parte de los radares no estén operativos por falta de presupuesto, o porque no se hayan calibrado para detectar las infracciones en los nuevos límites.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine