23 de mayo de 2011
23.05.2011

Alicante

Castedo fulmina a los socialistas de Alicante

La candidata popular catapulta con 18 ediles la mayoría absoluta y los socialistas pierden 6 concejales

23.05.2011 | 21:49

El PP de Alicante no sólo seguirá gobernando en su ayuntamiento sino que su alcaldesa, Sonia Castedo, refuerza su mayoría absoluta al pasar de 15 concejales a 18. Un arrollador resultado para inaugurar sus primeras elecciones como candidata.
Castedo bate doble marca. Es la primera mujer que ha ocupado la alcaldía de Alicante y la primera que gana unos comicios. Por contra, los socialistas alicantinos pierden poder. Mucho. La candidatura encabezada por Elena Martín, secretaria de organización del PSPV, no ha convencido y pierden 6 concejales de los 14 que consiguieron en las pasadas elecciones en el consistorio.
La drástica bajada se ha hecho notar. La diferencia de votos entre las dos formaciones ha sido abismal. El PP alcanza una cifra histórica en la capital, 75.071 votos frente a los 36.091 de los socialistas. Que les ha dejado con una representación municipal de tan sólo 8 ediles.
En sólo dos años -Castedo se hizo con la alcaldía en septiembre de 2008 tras la renuncia de Luis Díaz Alperi- ha conseguido catapultar su partido a una holgada mayoría que ha resultado histórica, haciendo que la formación obtenga 3 ediles más que en 2007.
La bajada del PSOE se ha hecho notar en dos formaciones, EUPV, que consigue entrar a la corporación con una representación municipal de dos concejales, al conseguir 10.962 votos y UPyD, que consigue uno tras haber obtenido 7.274 votos. Una representación que no consiguieron en los pasados comicios.
Alicante ha sido un feudo para el Partido Popular desde 1995. Las mayorías en el gobierno municipal se han ido consolidando en cada periodo electoral pero la cifra alcanzada en estas últimas ha batido record. Nunca los populares habían obtenido tanta representación municipal.
El voto de castigo ha sido, sin ninguna duda, para el partido socialista, que ha visto caer enteros y registrar unas cifras demasiado bajas para lo que se esperaba obtener.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas