17 de julio de 2012
17.07.2012

Recortes

El Rey y el Príncipe recortan sus sueldos un 7%

El Congreso ha aprobado hoy también la supresión de la paga extra de Navidad para los diputados

19.07.2012 | 18:43
Don Juan Carlos y el Príncipe, en una imagen de archivo.

El rey ha decidido rebajar en un 7,1 por ciento su sueldo bruto anual y el del príncipe de Asturias, en línea con los recortes aplicados a los miembros del Gobierno, lo que supone una rebaja de 21.000 euros en el sueldo antes de impuestos de don Juan Carlos y de unos 10.400 euros en el caso de don Felipe.

Según han informado hoy fuentes de la Casa del Rey en un encuentro con medios informativos celebrado en el Palacio de la Zarzuela, el jefe del Estado ha decidido recortar también en un 7,1 por ciento la cantidad anual asignada para gastos de representación del resto de miembros de la Familia Real, que se verá reducida por tanto en 22.365 euros.

En todo caso, antes de este recorte de sueldos, don Juan Carlos ya había decidido reducir la rúbrica dedicada a gastos de representación de los miembros de la Familia Real en 60.000 euros, desde los 375.000 euros de 2011 hasta un máximo de 315.000 euros.

El jefe de la Casa del Rey, cuyo cargo cuenta con rango equivalente al de un ministro, experimentará un recorte en la misma cuantía, mientras que al resto de altos cargos y funcionarios de la institución se les aplicará la supresión de la paga extraordinaria de Navidad acordada por el Gobierno para los funcionarios de la Administración del Estado.

El ahorro que se logrará con estas medidas se sitúa entre 90.000 y 100.000 euros, que serán reintegrados al Tesoro público, según han explicado las mismas fuentes, que han precisado que la retención por IRPF del sueldo anual del rey -antes de la actualización a que se someterá en agosto- ronda el 45 por ciento, mientras que la del príncipe se acerca al 39 por ciento.

La asignación anual que recibe la Casa del Rey ya había disminuido un 2,01 por ciento, hasta los 8,26 millones, por lo que, tras este recorte de sueldos acordado por don Juan Carlos en línea con el decreto de medidas urgentes del Gobierno publicado el pasado sábado en el BOE, se verá reducida a unos 8,16 millones, lo que supone un ahorro global superior a 265.000 euros respecto a 2011.

Además, la evolución de la asignación presupuestaria en los últimos diez años muestra un incremento del 18,4 por ciento -que es aún menor si se tiene en cuenta el actual recorte de sueldos-, frente al 33,54 por ciento en que han crecido los gastos no financieros de los Presupuestos del Estado y el 30,03 por ciento en que ha aumentado el IPC, según han destacado hoy las mismas fuentes.

Según la distribución de la partida global de 2012 anterior a la rebaja de sueldos, el 48,4 por ciento del presupuesto de la Casa correspondía a gastos de personal, que se situaban en 4 millones de euros, y el 40,72 por ciento a gastos corrientes en bienes y servicios, que aumentaron un 2,75 por ciento respecto a 2011, hasta los 3,36 millones, sobre todo por la renovación de la web oficial.

Dentro de esta rúbrica, las atenciones protocolarias y representativas que no dependen del Ministerio de Exteriores -entre ellas la Pascua Militar y la recepción al Cuerpo Diplomático- se redujeron un 6 por ciento, desde los 1,2 hasta los 1,12 millones, y las "indemnizaciones" o dietas de transporte, alojamiento o manutención por razón del servicio pasaron de 300.000 a 279.000 euros.

Antes del recorte anunciado hoy, el sueldo anual del rey, antes de aplicar las correspondientes retenciones de impuestos, permanecía congelado en 292.752 euros, de los que 152.233 se destinaban a gastos de representación, en tanto que el del príncipe, también congelado, se situaba en 146.375,50 euros, incluidos los gastos de representación.

La rebaja decidida por el jefe del Estado reduce el sueldo bruto anual de don Juan Carlos a unos 272.000 euros y el de don Felipe a unos 136.000 euros.

Únicamente el rey y el príncipe perciben una dotación personal, mientras que la reina, la princesa y las infantas Elena y Cristina tienen asignados sólo gastos de representación, en la proporción y cuantías que dispone don Juan Carlos para cada ejercicio.

Antes del recorte anunciado hoy, la reina, la princesa de Asturias y las infantas Elena y Cristina tenían asignado para 2012 un importe bruto máximo conjunto, en concepto de gastos de representación, de 315.000 euros, una cantidad fijada por el rey, quien también decide el reparto entre doña Sofía, doña Letizia y las dos infantas, en función de sus actividades oficiales.

Ni Iñaki Urdangarin, esposo de doña Cristina, ni Jaime de Marichalar cuando estaba casado con doña Elena han percibido nunca ingreso alguno procedente de la Casa del Rey.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas