13 de diciembre de 2007
13.12.2007
conflicto en las ondas

Acció Cultural insta a Clos a asumir la gestión de la señal de TV3 para que no dependa del PP

13.12.2007 | 01:56

La Federación Llull, integrada por Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Òmnium Cultural y Obra Cultural Balear, defendió ayer desde Barcelona que la solución al conflicto de TV3 no está en la firma de un convenio de reciprocidad entre el Consell y la Generalitat de Catalunya paralelamente a la concesión de un tercer múltiplex por parte del Ministerio de Industria con los canales que han de llevar la señal de la cadena pública catalana a las comarcas valencianas y la de Canal 9 en Cataluña.

Levante-EMV, Valencia

 La vía del convenio tiene «la debilidad» propia de un «acuerdo político» y no ofrece «ninguna seguridad jurídica». Acció Cultural, entidad propietaria de los repetidores de TV3 en la Comunitat Valenciana, entiende que la «verdadera solución pasa por que el Ministerio de Industria reclame la titularidad de los canales por los que actualmente se emiten los canales de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals», que no han sido cedidos a ninguna comunidad autónoma, y por un «posterior cambio legislativo (de la Ley del Tercer Canal] que blinde la señal».

De esta forma se evitaría que las emisiones de TV3 en la Comunitat Valenciana «estén subordinadas a las exigencias del PP». Esa posible solución que está negociando el conseller catalán Joan Manuel Tresserras (al que volvieron a criticar por el fracaso de las conversaciones) y el vicepresidente del Consell Vicente Rambla dejaría «en manos del PP valenciano el calendario, contenido, red, frecuencias y libro de estilo». Además, la Federació Llull recuerda que la Comunitat «perderá tres canales en catalán (Canal 33, 3/24 y K3/300) y sólo mantendrá TV3».

El presidente de Acció Cultural, Eliseu Climent, compareció ayer ante los medios en Barcelona, junto con responsables de Òmnium Cultural y Obra Cultural Balear, y acompañados por representantes culturales, cívicos y profesionales como Josefina Cambra, Josep Pont, Jaume Sobrequés, Miquel Sellarès, Ramon Tremosa, Mónica Sabata, Vicent Sanchis, Rita Marzoa, Dani Hernández, Salvador Giner, Josep Gifreu, Carles Solà, Vicent Partal o Joan Vallbé.

El comité de RTVV pide una solución

El comité de empresa de RTVV reclamó ayer una «solución urgente» al Gobierno central y a la Generalitat que garantice la reciprocidad de las emisiones, un problema que considera que «ya tenía que haberse resuelto hace tiempo». Los sindicatos del ente público exigen «la habilitación urgente de los recursos técnicos y la toma de acuerdos jurídico-políticos necesarios para que las emisiones de las televisiones públicas del dominio lingüístico (Canal 9, TV3 e IB3) puedan verse en todo el territorio que comparte lengua».

La coordinadora de Esquerra Unida, Glòria Marcos, afirmó que la colaboración institucional con el PP (en asuntos como la designación del Síndic de Greuges) no debería ser posible mientras este partido no se comporte «como una fuerza democrática» y mientras continúe con «barbaridades» como el cierre de los repetidores de TV3 o el «desprecio y la manipulación» que sufre la oposición en Canal 9. Marcos manifestó que su partido «no va a caer en la trampa, como pasó con el Estatuto, de jugar a lo que más le convenga al PP valenciano, mientras no haya un cambio de actitud en la Generalitat».

Por otra parte, el Institut d'Estudis Comarcals de l'Horta Sud (Ideco) acusó al Consell de contravenir con el cierre de la Carrasqueta la Directiva 89/582/CEE sobre Televisión Sin Fronteras, que establece como principio que todos los estados miembros no han de obstaculizar las emisiones de programas audiovisuales de otros territorios de la Unión Europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas