03 de marzo de 2008
03.03.2008
recepción a la guerrilla en el palau de la generalitat

Cuando Zaplana recibió a Raúl Reyes

03.03.2008 | 01:03
satisfecho. Zaplana observa el saludo entre Reyes (FARC) y Ricardo.

La muerte el pasado sábado del número dos y representante internacional de la guerrilla colombiana de las FARC, Raúl Reyes, en un ataque de la aviación colombiana en territorio ecuatoriano, rememora el recibimiento que el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, ofreció al diplomático rebelde el 21 de febrero de 2000 en Valencia.

Levante-EMV, Valencia

Ese día, Raúl Reyes encabezó una delegación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que junto a representantes del Gobierno colombiano visitaron Valencia, para tratar de buscar puntos de encuentro para la paz, según se explicó entonces. La jornada, que comenzó con un acto solemne en el Palau de la Generalitat y terminó en Benidorm, permitió a Zaplana, reforzar el papel de mediador en el conflicto colombiano -que dura más de 40 años- que él mismo había buscado en más de una ocasión, según dijo.

El "compromiso" del dirigente del PP se inició en el viaje oficial que Zaplana hizo a principios de septiembre de 1999 a Bogotá, donde se entrevistó con el entonces presidente colombiano, Andrés Pastrana, y con el alto comisionado para la Paz, Víctor G. Ricardo. El presidente devolvi?a entonces la visita que en marzo de ese año realizó Pastrana a Valencia durante las fallas.

Reyes invitó a Zaplana

Durante el encuentro en el Palau de la Generalitat, el portavoz negociador de las FARC -considerado por la UE y EE UU como grupo terrorista-, Luis Edgar Devia, más conocido como Raúl Reyes, ofreció a Zaplana visitar Los Llanos, sede en ese momento de la guerrilla en Colombia.

En febrero de 2006, el PSPV reaccionó ante las constantes y duras manifestaciones que Zaplana, como portavoz del grupo popular en el Congreso, realizaba sobre la política antiterrorista del Gobierno, acusando al presidente José Luis Rodríguez Zapatero de hacerle el juego a ETA y de dar la espalda a las víctimas con la estrategia gubernamental de búsqueda de la paz en el País Vasco. La posición del ex jefe del Consell estaba totalmente en la onda de un PP que hacía bandera de la oposición frontal a cualquier medida de negociación con ETA, incluso en los términos en los que se acordó en la Cámara Baja. To-dos los grupos salvo el PP auto- rizaron a Zapatero a negociar las condiciones para la paz siempre que la banda haya abando-nado previamente las armas.

Los socialistas valencianos remitieron entonces un amplio dossier al portavoz socialista en el Congreso de los Diputados por aquellas fechas, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el que le daban amplia información sobre la recepción oficial que Zaplana dio en 2000 en el Palau de la Generalitat a una delegacio?n de la Mesa de Diálogo de Colombia y a las FARC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook