Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Novela

La estrella prometida

Las cosas más hermosas suelen ser las más sencillas. Y es lo que aprende Mario a sus once años. A encontrar al Mago y aprender a leer en las estrellas.

La estrella prometida

La estrella prometida

La lluvia de estrellas consiste en un fenómeno por el que entran en la atmósfera partículas sólidas provenientes de los cometas que se acercan demasiado al sol. Sin embargo, nadie recuerda esta definición astronómica cuando cruzan por el cielo cientos de estrellas fugaces. Lo primero que se evoca es un deseo, un sortilegio que nos cambiará para siempre. Y en esto también piensa Mario, el personaje de Llovieron estrellas, que con 11 años está en la cima de la Maula, emprendiendo su primera aventura en solitario, venciendo los miedos para pedir el milagro de la vida.

La historia de Mario comienza triste, con la certeza de la enfermedad de Sara, su hermana pequeña. A partir de ese saber deberá pasar por un proceso de aceptación que lo llevará a iniciarse en la adultez. El aprendizaje requerirá transformaciones y encuentros. El primero de ellos con la historia familiar y la herencia de la magia. En este camino la abuela será la guía, la voz de la experiencia que le ayudará a reconocerse en la memoria de una filiación. El segundo, igual de importante, es la vuelta a la naturaleza como un lugar posible para entender la condición humana.

El ascenso a la montaña estará acompañado de sonidos, animales, y olores; pero también habrá peligros, miedos y caídas. Esta conjunción posibilitará los sueños y empujará a Mario al desafío de crecer física y emocionalmente. Llegar a la cumbre de la Maula tendrá sus recompensas: encontrar al Mago y aprender a leer en las estrellas.

El texto también da a los lectores recomendaciones sobre cómo relacionarse con los abuelos, cómo cuidar el medioambiente y curar las heridas, también se esbozan técnicas de supervivencia en la montaña, de manera que Llovieron estrellas se convierte en un libro pedagógico que educa a los niños en el respeto de la naturaleza y de los mayores. En esta sociedad de consumo, donde la tecnología y el tiempo son llevados todos los días a nuevos límites, donde la infancia crece frente a ordenadores y móviles, esta obra propone las antiguas formas de disfrutar la vida, nos enseña que las cosas más hermosas suelen ser las más sencillas y que, a pesar de que hay dolores que parecen imposibles de superar, siempre habrá un futuro y una tierra prometida.

Compartir el artículo

stats