Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los libros que vienen

Jo Nesbo, Mendoza, Vargas Llosa, Ferran Torrent o Dolores Redondo iluminan la 'rentrée' literaria

Los libros que vienen

Los libros que vienen

Para aquellos que aspiran a que el libro tenga, por lo menos, el mismo poder de seducción que una serie televisiva, lo mejor será apostar por La cara norte del corazón (Destino / Columna) de Dolores Redondo, una precuela de la afamada 'Trilogía de Baztán' con una jovencita Amaya Salazar que llegará a principio de octubre. Con La chica que vivió dos veces (Destino / Ed.62), se cierra la serie 'Millenium' de Stieg Larsson reemprendida por David Lagercrantz; en la entrega final Lisbeth Salander llegará a conocer las capas más profundas de su pasado. Idéntico poder de captación lectora tiene Tana French, que con El secreto del olmo (AdN) volverá a convencer de que no hay peor infierno que el familiar.

Mientras Eduardo Mendoza afilará su característico humor con la segunda entrega del ciclo iniciado con el El rey recibe (Seix Barral), dos superventas como Xavier Bosch (Paraules que tú entendràs, Columna) y Ferran Torrent (Poder contar-ho tot, Columna) intentarán revalidar sus títulos. Y para quienes busquen algo más sosegado y con toque 'British' a lo 'Downton Abbey', el cierre de las 'Crónicas de los Cazalet', Todo cambia (Siruela), de la ya desaparecida Elizabeth Jane Howard, la carismática madrastra de Martin Amis.

La batalla de Occidente (Tusquets / Ed. 62) de Éric Vuillard es una nueva y prodigiosa entrega histórica del autor francés, que en esta ocasión y con su particular estilo explora la primera guerra mundial. La segunda y premiada novela de la irlandesa Sally Rooney, Gente normal (Literatura Rando House /Periscopi) confirmará las esperanzas de la anterior. Asteroide propone El embalse 13 del británico Jon McGregor que obtuvo el premio Costa con esta precisa y pausada descripción de la vida de un pueblecito inglés y Unas vacaciones de invierno del irlandés Bernard MacLaverty, certero retrato de una madura relación matrimonial en caída libre.

La presencia de las escritoras en la lista de las novedades es más que paritaria. Hay que poner en cabeza y por derecho propio a la veteranísima Edna O'Brien y su último trabajo La chica (Lumen / Empúries); cercana a los 90 años, la irlandesa viajó a Nigeria para entrevistar a algunas niñas secuestradas por Boko Haram como base para esta novela. Con La sala Marte (Alfaguara), su tercera novela, la norteamericana Rachel Kushner se encierra con el lector tras los muros de una prisión de mujeres. Y habrá que estar muy atentos a la vasca Elder Rodríguez, merecedora del Premio Euskadi, que en Un corazón demasiado grande (LRH / Periscopi) recoge 20 de sus mejores relatos.

Se diría que la vieja novela de aprendizaje está a la orden del día. Cuatro títulos europeos lo atestiguan. El último premio Goncourt, Sus hijos después de ellos, de Nicholas Mathieu (AdN) es un relato político sobre la juventud en una Francia en transformación. También allí se sitúa la última novela de Delphine de Vigan, Las lealtades (Anagrama, también en catalán). Mientras que la mastodóntica novela La escuela católica de Edoardo Albinati (Lumen) explora la educación religiosa destinada a los chicos en la Italia de los 70, con un trasfondo criminal. En España, José Ovejero pone su granito de arena con su visión del mundo okupa actual en su novela Insurrección (Galaxia Gutenberg).

Este es un año cargado de interés por lo que respecta a la literatura latinoamericana. Abre el fuego en octubre Mario Vargas Llosa con la que será su décimonovena novela, Tiempos recios, crónica de las mentiras que propaló el Gobierno de Eisenhower para derrocar a Jacobo Árbenz en Guatemala e implantar una dictadura militar. El argentino Rodrigo Fresán dará por finalizado su tríptico sobre la cocina de la escritura con La parte recordada (LRH). Y atención a la próxima novela de la mexicana Valeria Luiselli, Desierto sonoro (Sexto Piso), la primera que escribe en inglés, que ha tenido un excelente recibimiento en Estados Unidos.

El (cruel) ejercicio de la memoria

La autobiografía, la memoria y la narrativa del yo lleva casi una década pisando fuerte y es presumible que en los próximos años no deje de hacerlo. La confesión es la sustancia de la literatura de la gran Annie Ernaux, gran dama de las letras francesas que ha adquirido en los últimos tiempos visibilidad gracias al Premio Formentor que se le concederá este mes. Cabaret Voltaire recupera Los años y Tusquets, dos de sus novelas más significativas, El acontecimiento y Pura pasión. Y sin movernos de Francia, una memorias impactantes, El colgajo / L'esqueix de carn (Anagrama / Angle), en la que el periodista Philippe Lançon relata la reconstrucción de su rostro y de su identidad tras haber sobrevivido al atentado del 7 de enero del 2015 en la redacción de 'Charlie Hebdo' y todo ello sin un ápice de rencor. Testamento de juventud de Vera Brittain (Errata Naturae / Periférica) son las memorias en las que la autora contó sus experiencias como enfermera durante la Primera Guerra Mundial. Muy esperada es Carta a Matilda (en catalán, Ara parla'm de tu), una autobiografía exprés y liofilizada en la que Andrea Camilleri dos años antes de su muerte -falleció a los 93 años- decidió explicarse a su bisnieta a través de este texto.

Un baño de violencia

La novela negra viene cargada de platos suculentos y placer asegurado. Ahí está James Ellroy con Esta tormenta (LRH), o lo que es lo mismo, el segundo volumen del segundo Cuarteto de Los Ángeles, ambientado durante la Segunda Guerra Mundial. Y le siguen nombres no menos potentes como John LeCarré (Un hombre decente, Planeta / Ed. 62), Michael Connelly (Noche sagrada, AdN), Robert Galbraith, J. K. Rowling (Blanco letal, Salamandra) y Jo Nesbo (Cuchillo, Reservoir Books / Proa). Si olvidar a las damas Louise Penny (Un destello de luz, Salamandra) y Rosa Ribas (Un asunto demasiado familiar, Tusquets). Esta última ambientada en el barrio de Sant Andreu, en Barcelona y con una familia de detectives privados difícil de olvidar.

Compartir el artículo

stats