Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Publicación

El final de la era de la masculinidad

La editorial valenciana Barlin Libros publica el ensayo del sociólogo estadounidense Michael Kimmel «Hombres (blancos) cabreados» que analiza el auge del populismo desde un punto de vista de género

El final de la era de la masculinidad

El final de la era de la masculinidad

El mundo que vio medrar al hombre blanco entre promesas que encontraría su refugio económico por su cara bonita está a punto de pasar a la historia, por eso cualquier acercamiento a la igualdad es una derrota catastrófica para varias generaciones. Eso mantiene el sociólogo estadounidense Michael Kimmel en su ensayo Hombres (blancos) cabreados. La masculinidad al final de una era de Barlin Libros -una editorial valenciana que acaba de cumplir su tercer año de vida-, que coedita con la Institución Alfons El Magnànim.

Este libro que analiza el auge de las derechas populistas desde un punto de vista de género está en el mercado desde el noviembre pasado, pero ahora Barlin lo ofrece con un 5% rebajado -el mayor descuento permitido por ley para un libro- y con el compromiso de llevarlo a casa durante estos días de cuarentena.

En 2013, Michael Kimmel publicó por primera vez Hombres (blancos) cabreados, en el contexto del auge del discurso ultraconservador del Tea Party contra el primer presidente de los Estados Unidos afroamericano de la historia: Barack Obama. En aquel momento no trascendió demasiado.

Sin embargo, en el año 2016, con la victoria de Donald Trump, el libro alcanzó una nueva dimensión, pues vaticinaba la importancia que adquiría el género [las identidades] en la política futura. A mediados de 2017, tras haberlo actualizado, y tras añadirle un prólogo adaptado a la Era Trump, Kimmel volvió a publicar el ensayo. Daniel Esteban Sanzol ha traducido el ensayo para Barlin.

«Los integrantes de las clases media baja y trabajadora son los últimos tíos de la historia que creen que, ellos solitos, deben sacar adelante a su familia y que sus esposas no deberían tener la obligación de trabajar», escribe Kimmel en el prefacio.

El ensayo recoge las voces de un sinfín de perfiles de hombres, incluyendo desde los más moderados (los divorciados por la defensa de sus derechos como padres), hasta los más extremos, como neonazis supremacistas blancos.

Kimmel acuña el término «derecho agraviado» para referirse al conflicto generado por la pérdida de privilegios por parte de los hombres.

¿Por qué están cabreados?

Para responder a esta pregunta, Michael Kimmel, decidió pasar cientos de horas en compañía de estos Angry White Men: desde activistas por los derechos de los hombres, pasando por supremacistas blancos, estudiantes o, sencillamente, trabajadores de a pie.

Detectó una serie de cambios sísmicos de raíz económica, social, política y cultural, que ha dejado a muchos hombres, todavía anclados en una idea obsoleta de masculinidad, con una sensación de confusión, traición y finalmente ira. Fruto de sus análisis, el autor acuña la expresión «derechos agraviados» para referirse a la privación de unos beneficios que estos hombres -blancos- cabreados creen poseer por el mero hecho de serlo.

«Los hombres blancos cabreados se sienten dolidos, indignados y perplejos. Y están en su derecho a cabrearse. Les han fastidiado de lo lindo. Qué narices, hasta yo mismo me indigno. Sin embargo, en las incontables entrevistas que he llevado a cabo desde las últimas elecciones he planteado siempre las mismas preguntas: ¿fueron los inmigrantes quienes les concedieron esos préstamos rapaces por los que acabaron perdiendo sus hogares? ¿Fueron las feministas quienes subcontrataron sus empleos y firmaron acuerdos que eximían a los millonarios del pago de impuestos? ¿Tuvo la culpa el colectivo LGTB de embarcarnos en acuerdos comerciales?

Kimmel apunta que la tendencia demográfica de Estados Unidos hará que en 2042 la mayoría será no blanca. «Son de aquí. Son nuestros. Son nosotros mismos».

La buena igualdad

Michael Kimmel está considerado uno de los principales especialistas a nivel mundial en el estudio de las masculinidades. Comenzó su carrera en los años setenta en la Universidad de Brown y se doctoró en Berkeley.

Fundador y editor de la revista Men and Masculinities, es también el portavoz de la National Organization for Men Against Sexism. En 2013, además, creó el Center for the Study of Men and Masculinities, adscrito a la Stony Brook University, donde actualmente trabaja como docente.

El sociólogo es el autor de una de las charlas TED Talks (la organización de medios estadounidense que publica conversaciones online para su distribución gratuita) con más visionados. Su título: ¿Por qué la igualdad de género es buena para todos, incluso para los hombres?

Compartir el artículo

stats