Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La voz de la valenciana más universal

Isabel Barceló muestra la cara oculta de la mujer de la Edad Moderna más maltratada por la historia, Lucrecia, la hija del papa Borja.

La voz de la valenciana más universal

La voz de la valenciana más universal

Una previa. Aunque escriban ‘Borgia’ cuando hablen de la saga más poderosa que los valencianos han tenido nunca, su grafía correcta es Borja. Parece que todavía no ha surtido efecto la advertencia que hace Rafa Lahuerta en ‘Noruega’ sobre el error de decir ‘Sanchís’ para referirse a ‘Sanchis’, y eso que lleva vendidos más de 10.000 ejemplares. Dicho esto, es destacable el estudio que hace «bajo una nueva luz» Isabel Barceló sobre la figura de la hija ilegitima de Rodrigo Borja, también conocido como papa Alejandro VI. Una escritora rigurosa experta en rescatar la memoria de las mujeres olvidadas en la historia, como hizo de manera magistral en ‘Mujeres de Roma. Heroísmo, intrigas y pasiones’, también en Editorial Sargantana, un ensayo que mereció el premio de la Crítica valenciana en 2019.

Barceló se sumerge ahora una biografía divulgativa para acercar un personaje que ha pasado inadvertidos para muchos. Leí en 1998 el libro de Maria Bellonci ‘Lucrècia Borja’ (Tres i Quatre), la obra más traducida sobre la familia Borja. La volví a releer durante el confinamiento, y confieso una incondicional atracción por la hija de un todopoderoso papa del Renacimiento. Así que reconozco el esfuerzo de Barceló por sumarse a desenmascarar la leyenda negra que persiguió a Lucrecia y centrarse en una de las mujeres más inteligentes y valientes de su tiempo.

Que 500 años después de la muerte de Lucrecia todavía despierte el interés habla de la potencia de su personalidad y de su vida. Solo hay que imaginar como serían sus primeras nupcias con Joan Sforza, señor de Pesaro, aquel 12 de junio de 1493, con tan solo 13 años en la Basílica de San Pedro del Vaticano en una ceremonia oficiada por el papa Alejandro VI, su padre. Se casó dos veces más.

«Ninguna mujer de la edad moderna ha sido tan maltratada por la historia como Lucrecia Borgia. El retrato que ha calado en el imaginario popular es el de una libertina y madre desalmada cuya lujuria llega hasta el incesto y a cuyos amantes envenenaba una vez satisfecha su pasión». Así empieza su biografía novelada, con el interesante estudio de la autora de las 727 cartas escritas por ella. Unos documentos que permiten «escuchar su voz», conocer a través de sus propias palabras muchos rasgos de su personalidad, que siempre quedaron fuera de los focos.

Compartir el artículo

stats