Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La democracia en peligro

Un análisis pormenorizado del terremoto que está sacudiendo al mundo y una apasionada defensa de los valores democráticos.

La democracia en peligro

Anne Applebaum, es profesora asociada de la prestigiosa London Schools of Económics y autora de libros que se ocupan del calvario de los judíos europeos en los países del Este. Títulos como ‘Gulag’, ‘El telón de acero’ o ‘Hambruna roja’ (publicados en español por Debate) la convierten en una especialista. Es colaboradora en la The New York Review y columnista en el The Whasington Post.

Applebaum ha publicado, a sus 75 años un libro, galardonado con el Pulitzer, ‘El ocaso de la democracia’. La seducción del autoritarismo que ayuda tanto a desenmarañar aspectos de la ciberpolítica del siglo XXI como a atisbar las tendencias autoritarias que ponen en peligro el futuro de las democracias occidentales. En los primeros capítulos aborda la situación de Polonia y Hungría para constatar que el populismo, los bulos y las tendencias conspiranoicas explican en buena medida la expansión de la extrema derecha cuyos clercs (ideólogos) trabajan por el desprestigio de las instituciones democráticas, escasamente asentadas en la Europa que fuera del Pacto de Varsovia. El libro se inicia con una fiesta de «consenso» en un lugar de Polonia, (la autora estuvo presente) en el momento que la clase política polaca buscaba acomodo en la Unión Europea. Pocos años después, todo había cambiado y aquellas personas que se reunieron, serían incapaces de volver a hacerlo ante la radicalización y polarización impuestas por la extrema derecha.

El diagnóstico de Applebaum siempre desde su perspectiva personal acerca de las democracias occidentales y en particular europeas gira en torno a la idea de que «la historia, en el viejo continente, parece haberse vuelto repentinamente circular». Cita como ejemplo la Grecia actual y la fragilidad de su democracia liberal. Las turbulencias actuales salvando distancias y otros aspectos, presentan ciertas semejanzas con la convulsa evolución de la república de Weimar (1918-1930). Abundan los movimientos polarizadores que aprovechan, en su favor, espontáneos movimientos de protesta. No necesitan recurrir siempre a la «Gran Mentira» utilizada por nazis, fascistas y el comunismo estalinista (que tanto preocuparon a Orwell y a Koestler) sino insistir en lo que Timothy Snyder llama «Mentiras Medianas». Para ello sus clercs no dudan en recurrir a las más modernas técnicas de marketing, segmentación de audiencia y campañas en redes sociales.

El libro llama la atención sobre la peculiar situación del Reino Unido que se debate aún entre la nostalgia de su grandeza imperial, su dependencia de los Estados Unidos sin haber sopesado a fondo las consecuencias de las políticas del Brexit engatusados por Boris Jhonson, quien pese a «su descomunal narcisismo», «notable pereza» y «tendencia a la fabulación», posee «una extraña forma de carisma» y de «captar intuitivamente el estado de ánimo de una multitud». Presa de la «nostalgia restauradora» de glorias pasadas e imposibles protagonismos, Gran Bretaña permanece anclada en la sentencia que Dean Acheson anunciara en 1962: «… ha perdido un imperio pero aún no ha encontrado un papel».

Applebaum señala que los algoritmos «también radicalizan a quienes los usan» convierten el discurso del odio y de la ira en hábitos. La polarización política en suma, «ha pasado del mundo digital al real». A destacar el capítulo «Aluviones de falsedades» donde dedica particular atención -entre otros temas-, a los ingresos publicitarios y la dependencia que generan en cadenas de televisión y otros medios. Lo que crea unidad para los USA de Donald J. Trump, no es la defensa de los valores democráticos, sino el ser de raza blanca. «El nacionalismo étnico de esos Estados Unidos se asemeja al obsoleto nacionalismo étnico de las naciones europeas más antiguas». Y Trump puede volver…

Con respecto a España, centra su atención en Vox y lideres como Abascal quién con todo su «cinematográfico y machista nacionalismo español» y con «la grandeza de España» por divisa fueron incapaces de conseguir un solo escaño en elecciones anteriores. Sin embargo, en 2019 experimentaron el más rápido crecimiento, obteniendo veinticuatro escaños en el Congreso de los Diputados. Difícil de explicar. La acomodación de los votantes de centro-derecha y centro-izquierda han permitido que un ambiente residual de la dictadura franquista sirviera como caldo de cultivo para la creación de nuevos grupos de ultraderecha. «El debate sobre la guerra civil que había dividido a España (…) siguió siendo pasado». «El consenso se ha roto en la última década…». Todo ello se complica sobre todo por la existencia del «movimiento secesionista catalán».

Es importante y necesario señalar el rápido ascenso de Vox y los peligros que entraña, la polarización parlamentaria y la ruptura del consenso aunque, tal vez, debería considerarse el significado de la ruptura del bipartidismo o el barullo de las autonomías y los movimientos políticos que de esas complejidades se derivan.

Sin desperdicio el último capítulo «La historia se repite» donde recrea, a modo de ilustración, el caso Dreyfus, que sacudió a Francia y su opinión pública en 1894, de la mano de gigantes literarios como Zola o Proust y, a la polarización que produjo en la política y la sociedad europea de preguerra mundial.

Compartir el artículo

stats