Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Zanele Muholi: retrata la diversidad corporal

El artista y activista visual, es uno/a de los/las más aclamados/as fotógrafos/as en activo.

Zanele Muholi

Considerada internacionalmente como una activista de la comunidad LGTBIQ+ más que como artista, Zanele Muholi (Sudáfrica, 1972) es una persona de género fluido, no binaria, dedicada en cuerpo y alma a la defensa de causas feministas y humanitarias.

Zanele Muholi

Expone su obra en València por primera vez gracias a una valiosa coproducción del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) junto a la Tate Modern de Londres. El resultado es una muestra sin título que es su mayor proyecto individual hasta la fecha y que puede visitarse de manera gratuita hasta el 4 de septiembre de 2022. Además, se prevé su itinerancia posterior a la Maison Européenne de la Photographie de París y al Gropius Bau de Berlín.

Zanele Muholi

Aquello que nos llama la atención al recorrer las salas es gente retratada a orillas del mar, exhibiendo tipos no normativos, delgadez, curvas, diferentes alturas y rasgos, población fundamentalmente negra de distintas áreas. Retratos y autorretratos. Ojos más o menos rasgados, vientres planos o espaldas robustas. Este es un trabajo de contrastes, series cambiantes, testimonios en vídeo y exaltación de los concursos de belleza no estereotipada donde cobra protagonismo la transexualidad.

La directora del centro, Núria Enguita, ha comentado que «su activismo, que viene de una compleja tradición sudafricana de contestación nacida en el histórico conflicto del apartheid, se prolonga en una necesidad personal de respuesta a la ausencia de representación del colectivo con el que se identifica».

El comisario de la exposición es nada menos que el curator senior de la Tate Yasufumi Nakamori, célebre experto en fotografía y famoso escritor, también comprometido con la ruptura de estereotipos de género. Por su parte, Muholi lleva décadas dedicándose a documentar la vida de las personas negras lesbianas, gay, bisexuales, transgénero, intersexuales y asexuales, dentro y fuera de Sudáfrica. Comisario y artista tienen una mirada que converge, con la que arrojan luz sobre una parte de la sociedad a menudo injustamente silenciada.

La muestra se inicia con una de sus series cruciales, «Somnyama Ngonyama» (2012-en proceso), donde Muholi vuelve la cámara hacia sí misma para explorar las políticas de raza y representación. En ciertos autorretratos desvía la vista, pero en otros mira desafiante a la cámara y por lo tanto interpela al espectador.

A través de la fotografía se ha documentado 47 casos de víctimas de delitos de odio en la serie titulada «Only half the Picture», retratando con un halo de extrañeza las áreas residenciales construidas durante el apartheid. El conflicto entre lugares para personas negras y personas blancas está presente en toda la muestra.

También destaca la serie «Being», con momentos de intimidad cotidianos de las parejas, retratos de mujeres trans, lesbianas y hombres homosexuales en espacios públicos. Una playa reservada antes solo para blancos o en el Tribunal Constitucional de Sudáfrica se convierten en escenarios ideales para activar mecanismo de resistencia a través del arte.

Zanele Muholi retrata la diversidad corporal de un modo en que todos podemos sentirnos identificados. Promueve la tolerancia, el respeto y la comprensión mutua entre personas de diferentes etnias y orígenes. No en vano, además dirige una organización sin ánimo de lucro que fundó en 2009 y da apoyo, entra otras, a víctimas de crímenes de guerra en su país. Se llama inkanyiso.org y su lema es «Produce. Educa. Disemina». Un ejemplo de que arte y didáctica revolucionan.

Compartir el artículo

stats