Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El caminante

La escuela finlandesa

El finlandés Klaus Mäkelä ofreció tres conciertos al frente de otras tantas orquestas el año pasado en el Palacio de Carlos V de Granada. Su patio circular de columnas herrerianas fue suntuoso marco de la música conducida con gesto elegante y expresión intensa por un director de tan solo 25 años. Me impresionó una profunda y electrizante Séptima sinfonía de Beethoven que dirigió a la Orquesta Ciudad de Granada. Fue uno de los tres músicos residentes del festival del año pasado, con el pianista onubense Javier Perianes y el compositor estadounidense George Crumb, recientemente fallecido.

Quizá alguien pensara que la apuesta del director del festival, Antonio Moral, por el joven músico era arriesgada. El anuncio, un año después, de que Mäkelä será nombrado titular de la Real Orquesta del Concertgebow de Ámsterdam, una de las más importantes del mundo, disipa dudas, confirma su calidad y anuncia una prometedora carrera de este músico con 26 años. Dos directores de orquesta valencianos, Gustavo Gimeno y Josep Vicent, han sido percusionistas de la Orquesta del Concergebow.

Mäkelä es titular de la Filarmónica de Oslo y de la Orquesta de París. Con la primera acaba de publicar un ciclo sinfónico de Sibelius en el sello Decca. Con la segunda ofrece conciertos que se pueden ver y escuchar a través de los canales de televisión especializados o de la página web de la Philharmonie de París. Recomiendo una Segunda suite de El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla, recientemente grabada, con una autenticidad idiomática sorprendente en un músico de tan lejano origen geográfico.

La Orquesta del Concergebow marca sus tiempos y ha anunciado que Mäkelä será titular en 2027. Probablemente entonces dejará alguno de sus compromisos para centrarse en el emblemático conjunto neerlandés. En cualquier caso, comienza ya como asociado artístico y dirigirá varios conciertos a la orquesta en Ámsterdam, Colonia y Berlín en fechas próximas. La formación holandesa está sin titular desde 2018, cuando destituyó al italiano Daniele Gatti, tras ser acusado de conducta sexual inapropiada. Gatti negó las acusaciones y acabó cerrando un acuerdo amistoso con la orquesta en 2019, probablemente con demanda y compensación económica de por medio. La juventud de Mäkelä no es una excepción en el Concergebow, ya que esta orquesta tiene una amplia tradición de nombrar directores importantes al principio de sus carreras. Es el caso de Willem Mengelberg, Bernard Haitink o Riccardo Chailly, que asumieron la titularidad a sus 24, 32 y 35 años respectivamente.

Klaus Mäkelä es el más reciente fruto de la escuela finlandesa. Notable violonchelista, comenzó a trabajar la dirección de orquesta a la edad de 12 años con el maestro Jorma Panula. No es la casualidad sino el magisterio de Panula lo que ha hecho que un país con cinco millones y medio de habitantes haya dado tantos y tan grandes nombres de la dirección como Esa-Pekka Salonen, Jukka-Pekka Saraste, Pietari Inkinen, Mikko Franck, Susanna Mälkki y Hannu Lintu. Y también debe ayudar que nadie diga allí sandeces como que la música clásica es elitista.

Compartir el artículo

stats