Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El caminante

Un español en el templo de Wagner

U n director de orquesta español, el granadino Pablo Heras-Casado, dirigirá en 2023 siete funciones de Parsifal en el Festival de Bayreuth (Alemania), que el propio Richard Wagner puso en marcha en 1876 para representar sus obras. Entre las dirigidas por Heras-Casado estará la que inaugurará el festival. Parsifal, que el compositor denominó Bühnenweihfestspiel (festival escénico sacro), fue su última obra y se estrenó en el Fetspielhaus de Bayreuth en 1882, casi un año y medio antes de que muriese en el Palacio Vendramin de Venecia el 31 de diciembre de 1883.

Heras-Casado, de importante y reconocida trayectoria internacional, será el primer español en dirigir la inauguración del festival de Bayreuth, y el segundo en hacerlo en en la Verde Colina, después de Plácido Domingo, que empuñó la batuta en La valkyria en 2018, con división de opiniones entre el público. Como tenor, su interpretación del personaje de Sigmund en la misma obra había cosechado un éxito rotundo en el festival de 2000, y en 1993 también había triunfado en Bayreuth con el papel protagonista de Parsifal.

La historia del festival de Wagner no puede ofrecer muchos más nombres de cantantes de este lado de los Pirineos en su amplia historia, pero se debe consignar el de la soprano catalana Victoria de los Ángeles, que cantó el papel de Elisabeth en las representaciones de Tannhäuser de 1961 y 1962, bajo la dirección de Wolfgang Sawallisch, con gran éxito. Y también el del asturiano Jorge Rodríguez-Norton, que desde 2019 viene cantando el de Heinrich der Schreiber en Tannhäuser y este año hará además el de pastor en Tristan und Isolde.

Parsifal no solo es la última obra de Wagner y la única que escribió con el Festspielhaus, que diseñó Otto Brückwald según los criterios de Wagner, construido y pensando en sus características. También es la única que se desarrolla en España, pues la acotación escénica inicial del propio Wagner sitúa la acción en «Monsalvat», que es «el dominio y el castillo del Grial», en un «paisaje con el carácter de las montañas del norte de la España gótica». En ese lugar se desarrollan los actos primero y tercero, mientras que el segundo está ubicado en el castillo del pérfido mago Klingsor, en la zona dominada por los musulmanes.

Wagner nunca estuvo en España, pero conocía las obras de Cervantes y de Calderón de la Barca, populares entre los intelectuales alemanes del XIX. El estudioso de Wagner Ángel Fernando Mayo atribuye al interés del compositor por Calderón el situar la acción de Parsifal en España. Es más probable que conociera la historia del Grial que se venera en la catedral de València, por muchos considerado el auténtico. Hay quien identifica el Monsalvat de Wagner con Montserrat, por el parecido fonético, y quien piensa que podría ser el monasterio de San Juan de la Peña, donde estuvo el Grial más de tres siglos, hasta 1437, cuando Alfons el Magnànim lo ofreció a la catedral de València.

Compartir el artículo

stats