22 de mayo de 2018
22.05.2018

Premio Levante-EMV / Prensa Ibérica de Redes Sociales 2018

José María Ángel: "Si queremos que la gente nos use tenemos que ser muy creíbles"

La cuenta de Twitter @gva112 tiene ya más de 90.000 seguidores y sigue al alza tras ganarse la «credibilidad» de los ciudadanos y los medios de comunicación - Junto a la información actualizada en las redes sobre cualquier suceso, se ofrecen recomendaciones, avisos y consejos de gran utilidad

22.05.2018 | 04:15
José María Ángel: "Si queremos que la gente nos use tenemos que ser muy creíbles"

Más de 66 millones de llamadas de emergencia atendidas desde el 112 Comunitat Valenciana, muchas de ellas en cualquiera de los idiomas oficiales de la Unión Europea; la gestión de 3.500 servicios al año protagonizados por las unidades de Bomberos Forestales; de más de 300 intervenciones de las unidades helitransportadas; la coordinación de 680 vuelos que suman 380 horas en un año de los medios aéreos contra incendios; la investigación y formalización de 1.735 expedientes de incendios negligentes o intencionados solo en el último año, de los que un 75% acabaron en la Fiscalía; y la atención constante de los bomberos de los consorcios hacia emergencias como los incendios forestales, las inundaciones o accidentes de carretera, forman parte de la hoja de servicios que cada año ofrece el 112, integrado en la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Generalitat Valenciana.

Su labor coordinadora y la rápida adaptación del servicio a la plataforma informativa que ofrecen las redes sociales ha sido merecedora del Premio Levante-EMV Prensa Ibérica de Redes Sociales que será entregado este jueves en el transcurso de la gala que se celebrará en el Palau de la Música de València.

En un territorio acostumbrado a las emergencias, que a veces se suceden del verano al otoño sin solución de continuidad y donde cada año la colonia extranjera es más numerosa, disponer de una potente herramienta para la gestión de la emergencia y hacerlo también en cualquier idioma europeo exige una «dedicación» y una «profesionalización» que no admite excusas, subraya José María Ángel, director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias.

Ángel aseguró ayer que el premio es un reconocimiento «colectivo» a todos aquellos que participan bajo la presión de la emergencia. «Desde la primera voz que recoge la preocupación del ciudadano, hasta la última actuación que se produce para resolver un conflicto o gestionar un siniestro».

La Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias ha dado un paso más en los últimos años incorporando a sus parámetros operativos una presencia muy activa y un liderazgo propio en las redes sociales que le ha hecho merecedora del galardón.

Ángel desvela que la apuesta por una mayor presencia pública no es fruto de la casualidad ni una moda pasajera.
«Cuando llegamos nos dimos cuenta -y el presidente Puig lo vio muy claro- de que era necesario dar entrada la universidad y establecer mecanismos de colaboración permanente con el Ivaspe ( Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias) y que nos incorporáramos cuanto antes a las redes sociales», explicó.

«De cero seguidores que teníamos hace muy poco a tener 90.000 hoy dice mucho del trabajo que han hecho las compañeras en las redes, dando credibilidad al servicio», asevera.

La cuenta de Twitter de @GVA112 ofrece a diario información detallada sobre las emergencias que afectan a la Comunitat Valenciana, incluye consejos y recomendaciones útiles para la población y muestra los niveles de riesgo derivados de episodios como el viento, incendios forestales, lluvias torrenciales, temporales marítimos, etc.

«Aspiramos a ser utilizados por la gente y para ello tenemos que ser muy creíbles. Si no eres creíble, se genera la brecha de la desconfianza y para evitarlo lo mejor es dar la información fiable en tiempo real», defendió.

«Nosotros nos hemos hecho creíbles con aquellos que nos examinan diariamente, que son los medios de comunicación, y con los ciudadanos. Los medios porque nos utilizan como una fuente en tiempo real de información: qué pasa, cómo está pasando y cómo se está solucionando» y al ciudadano, porque gracias a esa red de confianza podemos informarle y combatir los bulos».

« En tiempo de crisis hay gente que utiliza la redes sociales para perturbar más si cabe el ambiente con fotos falsas, cosas que no han pasado, con los me han dicho, me cuenta mi prima, me he enterado de que ha explotado, se ha inundado, ha muerto... Todos esos rumores pueden ser potencialmente letales, y para luchar contra ellos el mejor antídoto es una comunicación creíble y muy valorada por la ciudadanía», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook