Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oftalmología, traumatología y psiquiatría son las que más consultas médicas generan

Los gestores del área de salud aseguran que la demora media para ser visto por un especialista fue de 21 días en 2013, siete menos que en 2012

Oftalmología, traumatología y psiquiatría son las que más consultas médicas generan

Oftalmología, traumatología y psiquiatría son las que más consultas médicas generan

Las especialidades médicas más frecuentadas por los pacientes de la Ribera durante el pasado año fueron las de Oftalmología, Traumatología, Psiquiatría y Ginecología que, con más de 160.300 consultas, han representado el 28% del total. Dermatología, Otorrinolaringología y Urología, con un total de 81.238 consultas, han sido la siguientes especialidades más demandadas por los ciudadanos.

El balance asistencial de 2013 también deja resultados interesantes. Los responsables de Ribera Salud, la empresa privada que gestiona la sanidad en la comarca asegura que la demora media para obtener cita con el especialista es de 21 días, 7 días menos que en 2012, destacando la demora media en especialidades como Urología, con 15 días de espera, u Oftalmología, cuya espera media apenas alcanza los 13 días.

Esta estadística mejora en gran medida los índices que se ofrecen en otras regiones de España. Es difícil compararla, sin embargo, con la demora media valenciana, porque esos datos oficiales no se hacen públicos. Es imposible conocer las listas de espera autonómicas para ver al especialista o someterse a pruebas diagnósticas. La conselleria de Sanidad actualmente gestionada por José Manuel Llombart lleva cuatro años de demora, valga también la expresión, para crear el Registro Central de lista de espera (Recle) para consultas externas y técnicas diagnósticas.

El director médico del hospital alcireño, José Emilio Llopis, atribuye las cifras tan positivas que se dan en el servicio sanitario comarcal «no sólo al trabajo y la dedicación de los profesionales, sino también a la certera planificación de la actividad, a una excelente coordinación entre niveles asistenciales y a una completa cartera de servicios». Por su carácter pionero y al tratarse de una referencia nacional el hospital de La Ribera es el primero en que se experimentó el nuevo sistema de gestión privada que ha acabado por adoptar el nombre de la ciudad: modelo Alzira ofrece servicios médicos y quirúrgicos que no son usuales en otros centros sanitarios comarcales y que requieren una alta cualificación profesional y una tecnología de última generación, como la cirugía cardiaca, neurocirugía, cirugía maxilofacial, cirugía plástica, radioterapia o la unidad del sueño.

«Pretendemos ofrecer a los ciudadanos de la Ribera soluciones para tratar la inmensa mayoría de sus problemas de salud, sin que tengan que desplazarse a ningún otro lugar», precisa Llopis.

Compartir el artículo

stats