Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un responsable comarcal del PP rechaza el trasvase desde Alarcón que defiende Fabra

El edil alcireño Enrique Montalvá insiste en que la única toma posible es la de Cullera y exige aclarar aspectos «oscuros» del plan de cuenca de Xúquer

Un responsable comarcal del PP rechaza el trasvase desde Alarcón que defiende Fabra

Un responsable comarcal del PP rechaza el trasvase desde Alarcón que defiende Fabra

El secretario de Agricultura y Agua en la ejecutiva comarcal del PP, Enrique Montalvá, advirtió ayer de que una segunda toma del trasvase Xúquer-Vinalopó ya sea en Cortes de Pallás o en Alarcón, como ahora plantea la Generalitat, será igual de perjudicial para la Ribera y, tras defender la toma de l'Assut de la Marquesa en Cullera como «única posible», señaló que el plan de cuenca pendiente de aprobación presenta aspectos «oscuros» que considera imprescindible aclarar. El origen de los caudales es uno de ellos, pero también las cantidades. En concreto, entiende que el artículo del plan de cuenca que asigna un volumen máximo anual de 80 hm3 para el área del Vinalopó-Alacantí y Marina Baixa, «de los cuales al menos 12 hm3 procederán de recursos superficiales no asignados generados en afluentes del río Júcar aguas abajo de Tous» es, a su juicio, «como darle la cartera a otro para que te administre». «Han introducido cambios a última hora que hay que aclarar», incidió.

En esta línea, el concejal alcireño, que es el representante de la Federación Valenciana de Municipios en el Comité de Autoridades Competentes de la Demarcación del Xúquer, señaló que el Esquema de Temas Importantes que debe sentar las bases del nuevo plan de cuenca del Xúquer -el proceso de revisión ha empezado cuando el tramitado en los últimos meses todavía no está aprobado- no puede cerrar la puerta al debate sobre el trasvase Xúquer-Vinalopó cuando ni siquiera se conocen las normas de explotación y el impacto que tendrán para la Ribera. Desde esta perspectiva, recordó que tanto en la reunión celebrada días atrás sobre el Esquema de Temas Importantes como en la mesa de participación celebrada en Alzira reivindicó que el futuro plan de cuenca 2015-2021 incluya una ficha específica sobre el trasvase, que ahora no contempla. El Ayuntamiento de Alzira presentará una alegación por escrito antes de que concluya el plazo el próximo 30 de junio al detectar que se pretende «pasar de puntillas» sobre un tema trascendental para Alzira y la Ribera. Montalvá señaló que no cuestiona el fondo del trasvase «de sobrantes», aunque sí algunos aspectos de definió como «muy oscuros».

«Primero se hablaba de hasta 12 hm3, luego de al menos 12, no entiendo nada», incidió el edil, mientras señalaba que, en su opinión, coger el agua de Alarcón es una segunda toma y que si ese caudal se destina como se prevé al consumo humano se generará un derecho «incluso prioritario» al uso histórico de los regantes y supondría un «gravísimo error» para la comarca de la Ribera.

Cabe recordar que el presidente de la Acequia Real del Júcar, José Manuel García de la Cuadra, aprovechó la suelta de aguas de Antella a finales de abril para mostrar la disposición de los regantes históricos a aceptar el envío de agua desde Alarcón para abastecimiento humano a Alicante con tal de que no se construya la toma de Cortes y con el pago correspondiente. Con posterioridad, el propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha defendido que sólo se contempla el pantano de Alarcón como origen de ese caudal.

Compartir el artículo

stats