Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Poca lluvia y demasiado pedrisco

La fuerte tormenta daña gravemente las plantaciones de caqui entre Sumacàrcer y Alberic

Poca lluvia y demasiado pedrisco

Poca lluvia y demasiado pedrisco

«Al meu país la pluja no sap ploure: o plou poc o plou massa; si plou poc és la sequera, si plou massa és la catàstrofe». Los vecinos de Antella, Gavarda, Sumacàrcer y Alberic bien pudieron comprobar ayer la certeza de la canción del cantautor de Xàtiva Raimon. Aunque todavía es pronto para realizar una evaluación completa, los primeros estudios sobre el terreno indican que el pedrisco causó ayer graves daños en la agricultura (sobre todo por lo que respecta a las plantaciones de caqui) en la zona entre Sumacàrcer y Alberic, con Antella y Gavarda como localidades más afectadas. La tromba de granizo acompañada de agua caída alrededor de las 16:30 horas arrasó un buen número de campos, en una extensión cercana a los diez kilómetros, diferenciándose zonas donde la intensidad fue de gran importancia y con ella los daños agrícolas.

El temporal también afectó otras zonas como Cotes, Alcàntera de Xúquer o Villanueva de Castellón, aunque con menor dureza. Según los análisis iniciáticos realizados por los alcaldes (en colaboración con los diferentes sindicatos agrarios), el pedrisco de ayer afectó principalmente al caqui, con marcas fácilmente apreciables en los productos. Sobre la naranja, según la alcaldesa de Antella, Amparo Estarlich, «se sabrá en los próximos días. Hay mucha hoja en tierra porque la piedra que ha caído era muy gorda. Sin embargo, aún no se sabe con certeza». «En algunas zonas como las carreteras que conectan con Antella lo ha arrasado todo», se lamentó ayer el alcalde de Gavarda, Vicente Mompó. En Alberic supone la segunda oleada de pedrisco en un mes. La Unió de Llauradors pide ayudas compensatorias para los agricultores y la industria agroalimentaria y un plan de empleo especial por la pérdida de jornales y un sistema de garantía porque la crisis del cítrico provoca que muchos agricultores hayan dejado de asegurar las cosechas. También reclaman que los líderes políticos de la Ribera se unan para exigir a la administración más ayudas.

La Generalitat, a través del Centro de Coordinación de Emergencias, decretó ayer la preemergencia por tormentas (nivel naranja) en el litoral sur de la provincia de Valencia ya que según el último boletín de fenómeno adverso emitido por la Agencia Estatal de Meteorología hasta las 21 horas de ayer se podían registrar tormentas con granizo y actividad eléctrica. La Generalitat recomendó, en una situación que reproducirá si se copian las circunstancias en los próximos días, extremar las precauciones, sobre todo si se va a salir con el coche.

Compartir el artículo

stats