Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Productores de Carlet y l'Alcúdia ven chocante que Alzira organice una feria del caqui

Creen que la iniciativa nace de un planteamiento muy localista y poco meditado Piden concentrar todos los esfuerzos en promoción internacional

Productores de Carlet y l'Alcúdia ven chocante que Alzira organice una feria del caqui

Productores de Carlet y l'Alcúdia ven chocante que Alzira organice una feria del caqui

La propuesta del Ayuntamiento de Alzira de impulsar una feria internacional del caqui el próximo mes de octubre, a la que ni el consejo regulador de la denominación de origen Ribera del Xúquer ha dado todavía su apoyo, ha causado extrañeza entre los grandes productores de caqui de la Ribera.

Oficialmente, la DO evita entrar en polémicas y su presidente, Cirilo Arnandis, aseguró ayer a Levante-EMV que cualquier promoción del caqui es «bienvenida» sea donde sea, aunque admitió que el consejo regulador no ha decidido aún si participará o no.

Sin embargo, entre los productores y también dentro de la DO han surgido voces críticas que lamentan el impulso a este tipo de certámenes, que nacen de una visión demasiado localista y con un planteamiento poco meditado. Recuerdan que la promoción del caqui tiene que realizarse en países e incluso continentes donde la fruta es desconocida. Por eso piden concentrar en ellos todos los esfuerzos económicos para facilitar la posterior comercialización de la fruta y no diversificarlos en ferias como la que patrocina Alzira que no tienen ninguna opción de sobrevivir si no es con subvención oficial. «No podemos hacer cada uno una feria en su casa, eso no tiene sentido porque no nos hace ningún bien», aseguran.

Una inversión sin retorno

Entre esas voces hay quien incluso rechaza que el certamen que impulsa Alzira pueda recibir ayudas institucionales porque consideran que esa inversión no tendrá ningún retorno. Por contra, los productores abogan por mantener planteamientos más profesionales, como los de la DO, y reprochan que se haya bautizado como «agua de Alzira» el cóctel de cava con zumo de caqui, porque es como si Alzira quisiera apropiarse de un producto que, en todo caso, es de la comarca de la Ribera entera o de sus principales productores, Carlet y l'Alcúdia en la actualidad y a mucha distancia del resto.

Por eso, en el sector del caqui no ha hecho ninguna gracia lo que se considera una «ocurrencia» o incluso un «montaje político» del ayuntamiento al que la Cooperativa de Alzira no ha tenido más remedio que sumarse. También ha molestado la imagen del brindis con «agua del Alzira» a la que se sumaron alegremente representantes del Consell, porque se produce precisamente en una de las ciudades con menos producción de caqui en la comarca y sobre todo lamentan que se frivolice en una cuestión donde está en juego el dinero de muchos productores.

En ciudades hermanadas

Así, los agricultores señalan que las acciones comerciales tienen que realizarse en mercados europeos y proponen, por ejemplo, realizarlas en las ciudades europeas hermanadas con poblaciones de la Ribera, especialmente en mercados alemanes donde el caqui de la Ribera concentra una de sus mayores salidas comerciales en la actualidad.

La difusión de la fruta

En cambio, el Ayuntamiento de Alzira defiende que su único objetivo es difundir al máximo los beneficios y las ventajas que tiene el caqui y contribuir a la promoción de la fruta en la medida de lo posible.

Según el comunicado oficial del consistorio, Alzira apuesta por una de las frutas «más importantes que tenemos en nuestra comarca» y por ello se presentó la primera edición de la Feria Internacional del Caqui que se celebrará el próximo mes de octubre. En ella buscarán «implicar a la sociedad civil, agentes económicos y productores de toda España», aseguran.

Compartir el artículo

stats