Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baldoví pide a la ministra Pastor medidas urgentes contra al caos de tráfico en Favara

Fomento se compromete a ponerse en contacto con el alcalde (PP) para buscar soluciones, según Compromís

El diputado en el Congreso de la coalición Compromís, Joan Baldoví, ha pedido a la ministra de Fomento, Ana Pastor, una solución al problema del colapso circulatorio que se genera en la N-332 a su paso por Favara, especialmente durante el verano. En una reunión mantenida con la titular del ministerio y el secretario general de Infraestructuras, Manuel Miño, Baldoví planteó la necesidad de tomar medidas para evitar que un año más el municipio vuelva a verse afectado por atascos kilométricos.

Desde Compromís han indicado que Pastor recogió el guante y garantizó a Baldoví que «en breve» se pondrá en contacto con el alcalde, Pedro Juan Victoria (PP), «para dar una solución urgente al tema». No obstante, el propio Victoria aseguró ayer que todavía no ha recibido la llamada de la ministra.

Entre los planteamientos que propone Compromís se hallan la creación de una rotonda en el enlace con la CV-510, foco del problema, así como la presencia de la Guardia Civil para dirigir el tráfico. La portavoz municipal, Isabel Borràs, destacó que ante la parálisis de las obras de la variante provincial y del tramo Cullera-Favara de la A-38, «y visto que tenemos el problema otra vez encima, lo que pedimos son soluciones inmediatas».

Precisamente, esta semana ha tenido lugar en Favara una concentración de concejales de Compromís para reclamar el fin del los «embotellamientos y accidentes que, desde hace años está sufriendo Favara concretamente e, indirectamente, todos los vecinos de las poblaciones próximas, así como aquellos peatones que utilizan la nacional o la comarcal para desplazarse a sus destinos». Según sostienen, esto ha ido en aumento en los últimos años puesto que para acceder en el Hospital de la Ribera es de obligación pasar por el interior de la población.

La diputación admite que el proyecto de la variante se encuentra «paralizado». A diario, más de 8.000 vehículos circulan por esta carretera, cifra que se dispara en verano al ser una de las vías preferidas de los vecinos del interior de la Ribera para acceder a la costa. La gran carga de tráfico de la CV-510 se une a la soportada por la N-332, que a su vez divide a Favara en dos. En el cruce entre ambas suele producirse un embudo que provoca retenciones en las horas punta.

Compartir el artículo

stats