Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bonig defiende el vertedero porque en algún sitio hay que dejar la basura

La conselleria de Medio Ambiente asegura que el proyecto de Guadassuar se ajusta a la normativa

La conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente no cambiará ni un milímetro su posición respecto a la instalación de un vertedero de residuos sólidos urbanos sobre una superficie de 140.000 metros cuadrados en Guadassuar. La propia consellera y número dos de los populares valencianos, Isabel Bonig, aseguró ayer preguntada por esta cuestión en Carlet que la basura «es un problema sin color político» que hay que gestionar cada día para evitar un problema «de salud pública».

«¿Que me expliquen que hacemos con la basura, si no quieren plantas de tratamiento, ni vertederos, ni valorización energética, qué hacemos?», se preguntó. «Le exijo a Xúquer Viu, a Compromís al PSOE y a quien sea que dé una alternativa y diga cual es su modelo de gestión de residuos», añadió. «Hasta ahora en el caso de Guadassuar todo es favorable y no hay ningún problema», insistió.

La consellera fue interpelada tras conocerse la encuesta de participación pública dentro del proceso de impacto paisajístico que recoge que el 85% de los participantes considera que la ubicación no es la idónea y que debería buscarse un nuevo emplazamiento.

Pero Bonig asegura que el vertedero de Guadassuar está dentro del proceso que marca la ley y que no hay «ningún problema». «Está sometido a un proceso de evaluación medioambiental y si de ese proceso se deduce que hay un peligro de contaminación para las aguas estén seguros que la conselleria no concederá la autorización», lanzó Bonig.

«No hay que hacer demagogia»

«Todos quieren ser muy ecológicos, pero hay que gestionar las basuras y hemos tenido el mismo problema en todos los municipios donde tiene que ir una planta de tratamiento y un vertedero», subrayó la consellera que aseguró que todos los consorcios cumplen la normativa de residuos» y pidió que no se haga «demagogia»

Afección a las masas de agua

Mientras, Xúquer Viu anunció ayer tras conocerse el resultado de la encuesta de participación pública que reclamará a la conselleria de Isabel Bonig que rechace de forma definitiva el macrovertedero de Guadassuar. Según dijeron esa encuesta recoge «la oposición unánime» de la Ribera y señalaron que la Acequia Real del Júcar, la Albufera, los acuíferos y los ullals del río Verde estarían en peligro si el vertedero se construye en el emplazamiento actual y recordaron que está previsto soterrar cien mil toneladas de residuos.

Compartir el artículo

stats